Blogs

El imputado

Ser ciclista, desde hace años, es algo así como vivir, zarzueleramente, a la sombra de la sombrilla de una imputación.

-¿Qué es usted, ciclista o imputado?

-Las dos cosas, las dos.

El ciclismo es un gazpacho de siglas incoherentes, recelosas y desavenidas. La FEC, la UCI, la TAS, la AMA y la mamá que las parió. Probablemente se me ha quedado enganchada  entre  las teclas del ordenador alguna otra sigla más o menos pija , puritana y bastarda.

El Tour es la crema de la crema del ciclismo, también el mejor anuncio de la dulce, verde y luminosa Francia. Yo sé de gente que  ve el Tour por el paisaje, no por los ciclistas.

-¡Qué bosques tan bonitos y qué hermosamente  brillan adornados con esos chicos de colorines en bicicleta!

El Tour sin Alberto Contador es como el Barça sin Messi. Contador, como ha resaltado Esperanza Aguirre, es un fuera de serie por su fe. Sin esa fe densa y granítica, en efecto, Alberto, pim, pam, pum de las siglas, ni que fuera una pelota de tenis en lugar de un pedaleador, hace tiempo que no existiría  (como ciclista, claro). Alberto, allí donde pedalea, gana deslumbrando, y hasta el mítico Hinault, hace unos días, ha dicho que es  ”el mejor entre los mejores” y que el Giro que ha hecho es el Giro de un titán.

El director del Tour quiere a Contador en la carrera, la puritana ministra gala del Deporte (saltandose la presunción de inocencia) no lo quiere. La UCI quiere cortarle los pies,ahorcarlo, vaya, como ciclista, y todo por algo, la pizquita de la  pizquita de una pizquita, todavía por ver y sustanciar.

Me encantaría que Alberto se recuperase físicamente de aquí a julio, participase en el Tour y éste fuera  a la vez el  ”spot” de la bella Francia y de la belleza atlética de nuestro compatriota.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: ,

Deja tu comentario