Blogs

Cristiano Ronaldo y el Granada

El fútbol español, como los viejos trenes de Renfe, sólo tiene dos clases:dos clubes  que lo pueden todo (de momento) y los demás, que las pasan canutos entre lo que adeudan  y los créditos que no consiguen, lo cual que  para una  mayoría considerable vivir, existir o subasistir sigue siendo un drama griego.

-Por eso Grecia está como está, oiga.

La Liga ¿Degrada competitivamente, arruina económicamente, desiguala socialmente?

-A mi la Liga -me dice un compañero licenciado en Políticas y constitucionalista-, me recuerda  lo que proclama  la Declaración Universal de los Derechos Humano, y que es que nadie será sometido a tratos degradantes (artículo 3) y que todos , sin distinción, somos iguales ante la ley (artículo 7). Eso es pimpante y palpitante  realidad en en la Primera División.

-Hombre -contraataco- la igualdad  es humanamente imposible por la sencilla razón de que somos humanos, y el hombre, como nadie ignora, o es  un lobo para el hombre, que dijo Hobbes, o un financiero águila para un financiero pardal, cateto o novicio.

Hablemos,a propósito de todo eso, del Granada Club de Fútbol, que en dos años,con un colosal salto de longitud a lo Mike Powell ha saltado en dos años  de la  la segunda B a la Primera División del Real Madrid, el Barça y sus enanitos, o sea los otros dieciocho equipos. El Granada es un venerable y aristocrático octogenario del fútbol español, que, cual “hijo pródigo, tras 35 años de trotabalones ”por ahi” , ha retornado  gloriosamente a su “casa”, la Primera División.

-Y ahora, ¿qué? Ahora qué está en la Liga de los enanitos, ¿qué?

He ahí el degradante drama competitivo  no sólo para él, sino para  todos los que ,como él, no son sino los “enanitos”  del Barça y del Real Madrid. El presupuesto del Granada, la pasada temporada,fue de 9 millones de euros, ¡exactamente el salario de un sólo jugador  del  Real Madrid, Cristiano Ronaldo!

Albert Soler, el jóven y nuevo Secretario de Estado para el Deporte, no hila  demagogia cuando dice  que el fútbol español o se reestructura en un nuevo marco más equitativo y solidario o, como rotundiza escatológicamente José María del Nido, presidente del Sevilla, se va a la “mierda”.

No sería justo  que el Granada,para sostenerse en Primera División, tuviese que endeudarse como la no menos aristocrática y admirable Grecia país.

Lo siento: una Liga de dos hipermillonarios y de dieciocho posibles víctimas de la ley concursal es un directo a la mandíbula de la Declaración Universal de los Derechos Competitivos del Fútbol.

-No sea usted demagógico.

A  veces, para que espabilemos, hay que decir las verdades con  la  pedagógica y salutífera  miel de la amarga demagogia.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario