Blogs

Neymar y Reyes

De Neymar, algunos, han escrito de oído. Sin verlo. O viéndolo poco. O sin verlo apenas.

Emilio Romero, el mejor director de periódicos que he tenido y tratado, me aconsejó en cierta ocasión: 

-No escribas nunca de oído.

A Neymar le he visto seis partidos en total; dos, antes de la Copa América, y cuatro en esta Copa que ha dejado estupefactamente fuera de combate, o sea fuera de los céspedes, a Argentina y a Brasil. Ver para creer, y visto lo visto, oir y escribir.

Si es cierto que Neymar está atado y bien atado, esto es, a lo Franco, por el Franco del Real Madrid, esto es, Florentino Pérez, ¿es cierto que vale lo que se publica que va a pagar FP por él? ¿Vale de verdad 45 millones de euros (son bastantes más, dicho sea al paso, entre los pitos de los  impuestos y las  flautas de las comisiones, cifras que rara vez se globalizan en la factura total)?

Neymar me recuerda en algunas cosas a Reyes. Ambos tienen personalidad.

-¿Y qué es la personalidad en fútbol?

De la personalidad se dice que tiene tres caras o caracteres: la que se exhibe, la que se tiene y la que desconcierta.

Neymar es lo que yo llamo un jugador “¡ooooh!”. Como Reyes, Neymar hace cosas fuera de lo obvio. Neymar, como Reyes, es a la vez un “ser y un estar”. Es, como Reyes, un ser creativo. Pero, al igual que Reyes, a veces no está o está sin que se le vea: está, pues, como desaparecido.

A lo mejor debo verlo más veces para conocer al verdadero “ser y estar” de Neymar. Lo que ocurre es que yo creo que su crestón no vale todavía 45 millones de euros, más impuestos, más comisiones, más los viajes de los ojeadores, más… Fichar un galáctico, hoy, cuesta más que pescar un mero a pulmón a menos de cinco metros de profundidad. Mucho más. Soy un ex pescador de meros.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , ,

Deja tu comentario