Blogs

¡A LA MIERDA!

El taco, no abusando, es terapeútico. El palabrón o ex abrupto, a veces, es incluso recetable. Camilo José Cela lo recomendaba:

-Contra el infarto ,nada como el taco. Las palabras malsonantes -matizaba- activan muy saludablemente el riego sanguíneo.

Simeone, a lo que se ve, ha entrado con el pie derecho en el Atlético de Madrid; y hoy, no se sabe mañana, gusta, dentro del Atlético, incluso a quienes objetaron su contratación.

“¡A la mierda!” es expresión zafia, chata, pero tiene algo mágicamente revitalizador.

-¡A la mierda, que se vaya usted a la mierda! -le soltó a no recuerdo quién, en un acto cultural, fogoso y como fuera de sí, Fernándo Fernán Gómez.

Ahora, hay que ver cómo somos los caltíberos, Miquelarena, se le recuerda más por su “¡A la mierda!” que por sus talento como actor y escritor (”Las bicicletas son para el verano”, qué deliciosa comedia, por cierto).

Simeone, lo escribí aquí en su momento, gasta, suelto y lozano, talante explosivo. Capello, por cuyas venas fluye sangre más azul y fina que la del argentino, sostenía también, cuando ejercía en el Real Madrid, que a los jugadores, a veces, para encorajinarlos la gónada es muy eficaz gritarles.

-Aquí en España lo hago en italiano, pero se enteran. Ya lo creo que se enteran -decía-.

Rexach, cuya filosofía del fútbol es muy estoica, repetía en sus años de entrenador  que “correr es de cobardes”. Frase que también ha echado raíces en la memoria de la gente. Hay celebridades que son recordadas más por sus frases, o una sóla frase, que por sus legados artísticos, lo cual, ciertamente, no es justo, pero es así, como el “¡Yo he venido aquí a hablar de mi libro!” de Paco Umbral, la mar de sulfurado, a Mercedes Milá, en TVE.

-¿Habéis leído a Francisco Umbral? -pregunté recientemente, en un foro, a un grupo de jóvenes y futuros periodistas?

Le recordaban por la frase. Nada más.

A ver si Simeone consigue que en el fúturo le recuerden tanto por su “¡A la mierda el balón!” como por su redentor talento. Hace años que el Atlético necesita un mesías.

-Valer, vale- ponderan los jugadores.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , ,

Deja tu comentario