Blogs

La paloma de Alberti

No soy de Mourinho ni de Guardiola. Repito: no soy mourinhista.

Guardiola, hoy, ahora mismo, es el entrenador más deseado en el “rectangular globo” del balón. El deseado, sí, pero no como “El Deseado” Fernando VII, claro es. Sir Ferguson: “La posmodernidad es el Barcelona del “señor” Guardiola”. Palabra de Sir.

El Barcelona es el equipo que estéticamente, también técnicamente, más seduce en el mundo. Hay estadísticas al respecto. Lo que ocurre es que el Barcelona es  un conjunto de elementos y circunstancias (Ortega) especialísimas. El Barcelona no sólo es Guardiola. El Barcelona es Messi -¿cuántos como él hay en el mundo?-, Xavi, Iniesta y Cesc - ¿cómo se manufacturan  esas joyas?- y quienes con ellos conforman el conjunto más admirado  del mundo.

-Guardiola -me susurra  un gurú blaugrana-, que de tonto no tiene un pelo -por eso se lo ha afeitado a ras del craneo-, no es como Mourinho. Para éste, el Real Madrid es él y solamente él, y sin él, el Real Madrid no estaría en la Liga donde está. Su  patológico yoismo. Guardiola, como la paloma de Alberti, no quiere equivocarse. La  paloma de Alberti, como se sabe,  “por ir al Norte, fue al Sur. Creyó que el trigo era agua. Se equivocaba”. Guardiola, en su día, sin equivocarse, dirá “lo que le conviene a él y al Barcelona”.

¡A él y al Barcelona!. Sesudo Guardiola. Y la feligresía  azulgrana, mientras sufriendo: ¿se irá, se quedará?.

Su Tyson -Guardiola, en boxeo, seria Cassiua Clay: arte-, esto es, Mourinho, ha empezado a colmar el caliz de la santísima  y empresarial paciencia de Florentino Pérez .

- Presidente -le  machacan ya, día tras día, los “Sires” del Real Madrid-, este hombre -por Mourinho- va a conseguir indisponernos radicalmente del todo con todos, con Rajoy, con Rubalcaba, con Toxo, con Méndez, con los forofos de izquierdas y derechas, con los árbitros y linieres y, lo que es peor, también con nuestra leal y adicta prensa.

Florentino es puro hielo. Rara vez toma decisiones sin meditarlas y rezarlas mucho previamente. Un cristiano, empresarialmente, tomista. Por eso triunfa

- De todos modos, no disimula que le preocupa cada vez más el irracionalismo efervescente del portugués. Dudo mucho, casi me atrevería a afirmarlo, que siga en España si sigue equivocándose como la paloma de Alberti, aunque gane la Liga.

Que se equivoque,pero con rumbo  al oeste. Su última indecencia social con el Real Madrid, con el madridismo y con los medios: la higa a los medios informativos.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , ,

Deja tu comentario