Blogs

Por el tafanario

El fútbol es una religión. Sus pecadores,los jugadores que fallan goles,los árbitros que se equivocan “a favor del otro”, el entrenador que anda a ciegas en el vestuario y el presidente a veces.

El Real Mourinho FP, que se me ocurrió un día,ha ganado la Liga número 32 gracias a FP, esto es, a Florentino Pérez. El señor Pérez, hace daños, dijo que le gustaría pasar a la historia del Real Madrid como el segundo mejor presidente, detrás de don Santiago Bernabéu. En ello está. Yo diría más, yo diría que ya lo es, casi. Florentino, como empresario, tiene un coco “muy bien amueblado” (Emilio Romero). Yo admiro a quienes desde la nada pisan la cima del Everest de la excelsitud. Amancio Ortega, el señor de Zara y otras Zaras, luce cabeza portentosa, y así como España,haces siglos, podía presumir de que el sol no se ponía en sus dominios, Amancio Ortega, con sus Zaras, también. Sus tiendas brillan en los cinco continentes, de día donde es de noche y de noche donde es de día.

-Yo sólo sé trabajar, no se me confunda, no soy ningún super.

Modesto encima.

El Real Madrid de Florentino Pérez es obra de Florentino Pérez. Con otro presidente, ¿hubiera el Real Madrid podido construir el patrimonio de Valdbebas, y fichar “gemas” (por el coste) como Cristiano, Benzema y Mourinho, entre otros? Mourinho, tal jaleado hoy por la consecución de la Liga 2011-12, ¿hubiera podido atraparla sin Cristiano Ronaldo especialmente? Lo dudo. Florentino no es mediático. Habla poco. Se exhibe poco. Y cuando se exhibe y habla, no magnetiza, no convulsiona, más bien aburre.

-Qué presidente tan soso y qué gran presidente sin embargo.

Mourinho, en cambio, es populista y cerril (perdón por el adjetivo). Los compañeros que hacen la información política se quejan de que Rajoy les huye. Mourinho, como Rajoy. Sólo que el fútbol no es como la política. El fútbol, como digo, es una religión de feligreses y forofos; la política, en cambio, es un juego de papeletas y urnas cada cuatro años para cambiar o ratificar al inquilino de la Moncloa, el cual, antes o despues, cualquiera que sea su color ideológia, logra que hasta los que creían en él farfullen entre decepcionados y coléricos “¿y en qué estaría yo pensando para votarle?”.

Mou, ayer, volvió a darles por el tafanario a mis compañeros, en Bilbao. Hoy, sin embargo, mis compañeros lo loan. ¿Por qué? La Liga de este año es la Liga de Florentino…y Cristiano.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , ,

Deja tu comentario