Blogs

Un gran hombre

Detrás de un gran hombre hay casi siempre una gran mujer, que se dice, y detrás de un gran piloto de F1 también hay casi siempre, y sin casi, un genio en motores, aerodinámica y toda esa  compleja miscelánea de tecnologías

- ¿Es mejor Sebastian Vettel que Fernando Alonso?- me preguntan a veces amigos tan ignorantes como yo en F1.

Me gusta el circo de la F1. Lo reconozco. Cuanto entraña riesgo, me atrae. Vivir sobre el alambre del riesgo es  muy humano. ¿A que me la doy, a qué no me la doy?.

A mis amigos legos en F1, como yo, les contesto siempre lo mismo.

- Vettel es su coche y él; Alonso, en cambio, es él y su coche. O sea: yo creo que la suerte de Vettel es su coche.

Y, naturalmente, detrás de Vettel y su coche hay una notoria masa cerebral: Adrián Newey. Este señor es un diseñador y más cosas y deja huella de su talento por donde pasa: sus máquinas son poco menos que “robots humanos”. Si Vettel y  el monoplaza  Red Bull son lo que son y están donde están es porque detrás de ellos está el silente e insomne galáctico Adrián Newey.

-Cuando duermo- contaba una vez Newey a una revista del motor-, pienso. Yo -riendo- duermo pensando y pienso durmiendo. Es cuando se me ocurren soluciones para los problemas que estando despierto y no discierno ni veo.

He ahí el hombre de Red Bull y de Vettel. Ambos, máquina y ser humano, huelen ya el Chanel 5 del triunfo, salvo milagro. Vettel, en las últimas carreras, sale, se va y gana. Gana de calle o de circuito, que tanto monta. Gracias, claro es, a su “robot”.

- La F1 es un “juego” de equipo, como el fútbol -reconoce con sencillez y honradez  podada de petulancia Vettel.

Red Bull le paga a Andrian Newey un disparate de millones de dólares al año. Un fijo de once millones como salario  (digámoslo así)  según los que saben de estas cosas  como salario, amén de un plus -laurel- gratificación por el  triunfo final y los podios.

- Con Vettel y Adrian, Red Bull es más “toro rojo y más toro bravo”.

Leído no sé dónde.

A veces me he formulado  esta pregunta: ¿Cuánto vendería Coca Cola -¡con lo que vende!- si en la F1 participase  un coche Coca-Cola diseñado por Adrián Newey  y pilotado por Alonso?.

Si Vettel ganase las dos próximas carreras -quedan  tres para clausurar  la temporada-, podría  permitirse, si le placiese, no correr la última.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , ,

Deja tu comentario