Blogs

Neymar y su ‘Troika’

La cabra tira al monte, el político tira a la imputación y Florentino Pérez tira a a Neymar.

Como dije en su día, Neymar es una cuestión  de dinero. Neymar no depende sí mismo. Neymar depende  de una “troika” que ama el dinero como Merkel ama los objetivos de déficit que impone a España: su padre, el Santos y la abreviatura   DIS, sigla de un grupo empresarial. La “troika”, empezando por su padre, quiere dinero, mucho más dinero de lo que hasta ahora ofrecen el Barcelona y el Real Madrid, “que es poco”, se quejan.

- Neymar, en Brasil, gracias a la publicidad, es pozo de dinero para él y para la “troika”. Entre el balón (Neymar)  y las marcas que lo “patrocinan” o utilizan como soporte publicitario, más bien esto, se forra. A sus 21 años, suma ya una fortuna de bastantes millones de dólares.

- ¿Cuántos?

- Échale guindas al pavo, que decís en España: sólo lo saben él y su “troika”.

Mi comunicante brasileño, con el que he conversado de esto y otras cosas, es periodista. Cuarentón. Y con reputación. Hijo de inglés y brasileña. Serio.

-Como brasileño, vivo la vida con alegría -es su lema-. Como hijo de inglés, mi cerebro es húmedo y frío.

Excelsa combinación. Los españoles somos “calientes, lanzados e impresionables”. Eso, a veces, nos pierde. ¿Se acuerdan de Robinho, aquel fichaje exótico del Real Madrid? En Cádiz, hizo un partido mágico, casi genial, y la genialidad es el triunfo de la imaginación sobre el talento (ocurrencia de alguien).

- ¡Vaya jugadorazo! -se exclamó ,exclamamos, se escribió, escribimos.

Neymar es también mágico, según mi compañero hijo de brasileña e inglés.

- Lo que no sé -me puntualiza- es si en Europa podrá hacer lo que hace aquí.

Neymar no es jugador castrense, tampoco gladiador. Es  imaginativo y un nigromante del balón que ensalma a los públicos con sus nigromancias.

- Si no es gladiador ni castrense, ¿qué es?

- Brasileño. Fíjate qué fácilmente  te lo defino:muy brasileño. Color, sortilegio, embrujo.

- ¿Más que Messi y más que Ronaldo?

- Otra cosa. Diferente a ellos. Y por supuesto, no tan pugnaz como ellos. Tiene un ánimo cíclico ,como la luna: con cuartos crecientes y menguantes y jugadas de luna llena maravillosa.

-¿Merece que se pague por él  a la “troika” la cifra de 100 millones de euros?

Tajante como el filo de  una navaja de Albacete:

- Si yo fuese jeque, los pagaría. Un capricho “petrolero”. Si yo fuese Florentino Pérez… (duda), quizá no. Me lo pensaría con cerebro inglés: húmedo y frío.

Gracias, compañero.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario