Blogs

Querido presidente

España es país de memoriones, tal vez por aquello que dijo Cicerón de que “recordar es sufrir”.  Sea por lo que dijo Cicerón o por otras causas, la gente tira con gusto de la memoria. Dos memoriones han escarbado en  baúl de la memoria para recordanos que ayer  hizo diez años que Florentino Pérez echó a Vicente Del Bosque.

- Hombre, Florentino, ¿cómo es que echas a un entrenador que tiene imán con los títulos. Con Del Bosque, mi querido presidente Florentino, el Real Madrid ha conquistado dos Champions, dos Ligas, una Supercopa de España, una Supercopa de Europa y una Intercontinental. ¡Querido presidente, agavillando títulos Del Bosque es un chollo!

El querido presidente, ni caso. Del Bosque, a lo mejor por ser tan alto, no le caía bien al presidente. El querido presidente veía en el bigote de Del Bosque un señor de otra época.

- El Real Madrid -dijo  hace diez años el querido presidente a los medios informativos - necesita  un entrenador con un librillo  más al día, más sofisticado.

Si sobre gustos no hay nada escrito, tampoco hay gustos homogeneizados sobre entrenadores. Del Bosque, guapo, lo que se dice guapo, no es. En cuanto a su “sofisticado librillo”, con  ese anticuado librillo  sigue haciendo historia y dorando su currículum: “Fifa Balón de Oro al Mejor Entrenador de 2012″  sencillamente por haber ganado un Mundial y una Copa de Europa.

- ¿Cuál es su secreto, Del Bosque, qué tiene su “sofisticado librillo” para que, como entrenador, el fútbol siga prodigándole  besos y flores?

Dijo una vez Del Bosque  algo que tiene mucha molla y mucho jugo: “El fútbol es a la vez simple  y complicado: hay que cogerle el aire, el tono, el intríngulis, ese no sé qué que tiene”.

Pues ese no sé qué que tiene es  lo que al parecer no se le da a Florentino Pérez por lo que respecta  a la elección de entrenadores. Con Florentino,han pasado,sin pena ni gloria por el Real Madrid, en sus dos etapa de pugna por la Décimas, siete entrenadores: Queiroz, Camacho, García Remón, Luxemburgo, López Caro, Pelleghrini y Mourinho.

- Con Mourinho, se hirió al Barcelona, se ganó una Liga, una Copa del Rey y una Supercopa  -me recuerda el memorión-.

Cierto. Pero, dado el coste de propio  Mourinho y el coste de los fichajes, caros todos, ese racimo de títulos es bagaje precario, a lo sumo solamente consolador  consolador.  No hay relación entre lo invertido y lo recibido.

Ancelotti llegará esta semana por al fin y al fin. Con coste de millones, que Florentino tiene un récord que  nadie posee  en la historia del fútbol: que los entrenadores, todos, sobre todo los últimos, le salen carísimos, pues todos se van sin ganar la Décima.

- Con Ancelotti, se va  a romper esa maldición.

Ancelotti, de momento, está en la lista de los cinco mejores entrenadores del mundo (eso se dice y se escribe). Lo que sí es verdad al parecer  es que sabe vivir y convivir con los jugadores .”Sabe reñir”, he leído. “Sabe estimular”, he leído también.

Y tiene una inteligencia elástica y flexible.Su lema:”El fútbol  no es el entrenador, el fútbol son los jugadores” .

Bienvenido, Ancelotti. Suerte, querido presidente .

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , ,

Deja tu comentario