Blogs

Estamos en la Edad de la Mujer

Las Edades de la Humanidad, hasta hace nada, hasta hace cincuenta o sesenta años, eran las Edades del Hombre. Durante siglos y siglos, Eva no ha sido otra cosa que una “mercancía sexual”, el “descanso del guerrero” y la cocinera de Adán.

- Eva, la cama, está sin hacer.

También la “hacedora” de la cama, ese trajín tan antipático. Ya no es así. La mujer, esto es, Eva, cada vez es más dueña del mundo. No hay más que ver la televisión. Antes, y de esto no hace tanto, los presentadores de los telediarios eran todos hombres. Ya no es así, tanto no es así que hasta el fútbol, cosa tan masculina informativamente, cada día que pasa es más cosa de ellas.

- El día menos pensando, se nos meten  hasta  en el vestuario con el micrófono y el cámara -me decía recientemente un jugador.

Estamos, en fin, en la Edad de la Mujer. Edad Antigua, Edad Media, Edad Moderna, Edad Contenmporánea  y ¡Aleluya, Señor!, por fin la Edad de la Mujer.

En el foro de los Desayunos de Europa Pres, tres descendientes de Eva: Ona Carbonell (7 medallas en natación sincronizada en el Mundial de Barcelona), Melani Costa (subcampeona del mundo en 400 metros libres) y Alejandra Quereda  (campeona del mundo en gimnasia rítimica), guapas y con mucho estilo y universitarias, han llegado donde han llegado “trabajando” 48 de las 24 horas del día”.

- Yo empecé a hacer  gimnasia  a los 6 años. Tengo 21 (¿ ó 23? ).  Hago a la vez Medicina. Los “medios informativos” nos ignoran bastante -se queja con razón pero sin enfadarse Alejandra.

Son deliciosas “místicas” del deporte. Ona Carbonell:

- Me paso dentro del agua cinco o séis horas todos los días. Dentro del agua me encuentro más a gusto que fuera.

Ona, fuera del agua, diseña bañadores.

- El deporte -opina- es también arte. ¿Qué es la sincronizada sino ballet, arte?

Las tres encantadoras. Contagian gusto por la vida y por lo que hacen, a pesar de que, a veces, tienen que “rascarse” el bolsillo” para poder estar en algunas competiciones.

Soy, como mi inolvidado Emilio Romero, “mujerista, no mujeriego”.

Estamos en la Edad de la Mujer. Sí.  A lo mejor hasta nos “diseñan políticamente” (donde también avanzan que es una barbaridad) un mundo mucho mejor.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario