Blogs

Objeción

La única objeción es la objeción del hecho. El hecho: en Pamplona, el Real Madrid (580 millones de euros de presupuesto) empató con el Osasuna (30 millones).

-Afortunadamente, oiga, el dinero no lo es todo –se me argüirá.

No lo es, pero no es menos verdad que el Real Madrid, a pesar del árbitro (obvio: perjudicó al Real Madrid) y la expulsión de Sergio Ramos, restado el primer cuarto de hora en que exhibió brío y ganas, no hizo fútbol pugnaz y coordinado. Fue superado en muchas fases del partido. ¿Por qué? ¿Por qué, esta temporada, en algunos encuentros empieza como un desmelenado titán y de pronto, sin razón aparente que lo justifique, cae en laxitud?

Yo creo que Ancelotti sigue sin encontrar todavía el punto G de la alineación.

-¿Qué es el punto G?

-El punto del placer sumo. Por lo tanto, el placer de dar con la alineación idónea.

Se ha visto ya que sin Xabi (siempre que juegue en su puesto), el Real Madrid desmerece los 580 millones de su presupuesto. Se ha visto asimismo, que Benzema, cuando es magnífico, excita la admiración de los públicos objetivos y no forofos.

-La española cuando besa,besa de verdad –compara un forofo-,y Benzema cuando está magnifico, es magnífico de verdad.

Lo que distorsiona de Benzema es que, al igual que la Luna, es jugador de fases : cuarto creciente, cuarto menguante…Como Luna llena, esplendente; pero ¿qué decir de sus opacidades menguantes ?

En cuanto a Modric e Isco, artistas del balón, ¿están a gusto donde juegan?

-Hay jugadores –decía Miguel Muñoz, aquel entrenador que le duró tantos años al Real Madrid- que hay tres clases de jugadores: lo polivalentes, que no abundan; los eficientes y los que desesperan.

Modric, para uno, es jugador inmenso. Tengo escrito aquí que, por su estilo, encajaría a las mil maravillas en el Barcelona, al lado de los Iniesta y Xavi. Los tres bajitos y excelsos con la cabeza en el balón y el balón en la cabeza.

-Como me gusta ese jugador del Real Madrid –dijo no hace mucho Sandro Rosell.

Ese jugador es Modric.

Isco. Otro jugador con el balón en la cabeza y la cabeza en el balón. El día que sea “fijo” en la alineación, esto es, que pueda dormir sin tener que deshojar los pétalos de la margarita (“¿Seré titular, no seré titular”?, será mucho mejor.

El problema de Ancelotti a lo mejor es que le “sobran” buenos jugadores-artistas” o que duda sobre cómo hay que juntarlos armónicamente. Algo así.

Todo lo cual no es excusa para que el Real Madrid de los casi 600 millones “pierda” dos puntos en Pamplona (ojo: los “grandes” le pueden también). Lo de fútbol es fútbol es cantar divertido, lo que no es divertido es que once chavalotes arruguen por pugnacidad e intensidad a quien aspira a la Décimas.

“La Liga la gana quien menos puntos pierde en la primera vuelta” (Clemente). Hay que recordar esto.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario