Blogs

Entrenadores

Lo miremos como lo miremos, el fútbol es un juego azorante y conturbador. Para el público, para los jugadores y muy especialmente para los entrenadores. Hablemos de entrenadores: Mourinho, Villas-Boas y Simeone

-Una cucharada de suerte vale más que un barril de sabiduría.

La frase es de Villas-Boas. No sé si suya o no. Villas- Boas, tras decepcionar en el Liverpool, tampoco ha tenido suerte en el Tottenham. Lo recibieron, al llegar, con euforia y un periódico escribió que “era el técnico chico maravilla”. Antes de fichar a Ancelotti, Florentino Pérez también pensó en él. Pero le dijeron algo así como que era una copia de Mourinho y que el Real Madrid no debía traer para sustituir al “fracasado” Mourinho una copia suya”.

-¿Fue así como descartó el Real Madrid a Villas-Boas?

-Más o menos, sí.

Villas-Boas, sin embargo, es un buen entrenado según los sabios en fútbol. ¿Qué bordón le ha fallado a Villas-Boas? ¿La suerte? El caso es que está en el paro.

Mourinho es otro cantar. Se le atribuye que cuando lee críticas que le enojan piensa y exclama insultos: bueno, él y casi todos .Que Mourinho es catedrático en lo suyol, no lo discute nadie. Pero, en lo que llevamos de temporada, ha sufrido dos colosales tropezones: perdió, ante el Bayern de Guardiola, la Supercopa de Europa, y el colista se la Premier, el Sunderland, acaba de eliminar a su Chelsea.

-¿Algo que comentar, señor Mourinho?

-Que el fútbol -ha contestado-no consiste en ser el mejor, sino en marcar goles.

Es su cartesiana máxima: la aritmética del fútbol es el gol, no el estilo. Considera asimismo –también cartesiano en esto- que prefiere ganar a aprender de las derrotas.

Mourinho y su compatriota Villas- Boas, pues, en entredicho. Ambos entrenadores cinco estrellas, sin embargo.

El otro día, leyendo la necrológica de la actriz Joan Fontaine, me quedé con esta expresión suya: “¿La popularidad, la fama?…Un breve pellizquito”. Pensé en el fútbol.

Simeone. No es todavía, ni en los medios de información ni internacionalmente, “tan primero y tan especial” como Mourinho. Le falta para ello la beatificación de los togados y gurús. Pero Simeone es ya autoridad. Ha hecho del Atlético el equipo más compactamente unido de la Liga, quizá: todos bragados, todos para todos, todos codiciosos. Su última píldora de vitaminas psicológica :” No hay otro estímulo como el estímulo de vestir la camiseta rojiblanca”. ¡Tomen estímulo!.

El fútbol, de todos modos, es morboso y polígamo en gustos y favores.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario