Blogs

España es diferente

Como siempre, España es diferente. Era diferente con los Reyes Católicos y desde entonces, cinco siglos para seis, no ha dejado de ser diferente.

-Los españoles –me analiza-reflexiona un alemán que vive su jubilación al sol de Águila: 355 días seguros al año de sol- sois paradójicos y chocantes. Vivís cachondamente al día, divorciado de las lecciones del pasado y ajenos al futuro. Sois, con Grecia, el país con más paro de Europa y con el virus de una crisis A peor que la gripe A que nos cruje últimamente. Y, sin embargo, y aquí la cachonda paradoja, tenéis el fútbol más caro de Europa.

Si nosotros los españoles somos diferentes, los alemanes, también de siempre, son ineluctablemente kantianos: previsores, metódicos, aburridamente racionales.

España, en efecto, es desconcertante. El Real Madrid, esto es, Florentino Pérez, un español de pro y de prosapia, tiene tal vez la plantilla más cara y mejor pagada del mundo, lo cual no es óbice para que Ancelotti, todavía a estas alturas, siga deshojando la rosa ( me gustan sus pétalos) de “cómo debe ser el sistema de juego” del equipo. ¿Isco, no Isco? ¿Di María, no Di María? ¿Illarramendi, no Illarramendi? ¿Y qué pasa con Bale?

-Ancelotti, qué es doctor en fútbol, no ha dado todavía con el diagnóstico del patrón de juego. El Real Madrid es el soliloquio de sus formidables jugadores, no la conjuntada armonía de una orquesta -me dice otro doctor en fútbol, ex jugador del Real Madrid: vive de su carrera.

Otra verdad, tal vez o sin tal vez. El fútbol, como ven, no es tan sencillo: a veces es mareantemente laberíntico.

Sigamos con lo de España es diferente. La Copa del Rey, por culpa del Mundial, es la otra “sopa del día. O sopa de Copa del Rey o sopa de Liga. Ni un día sin sopa de balón.

-Y los estadios, aun con el Real Madrid o el Barcelona como visitantes, empiezan a lucir “calvas” graves en los graderío –me alerta un seguidor de fútbol por la televisión

-Culpa de los precios -le contesto-.La afición de Pamplona, el otro día, se revolucionó con toda la razón del sentido común contra los precios: 80 eurazos la localidad más barata. Eso es “cargarse” el fútbol.

Las ciencias, también las técnicas, cuando avanzan que es una barbaridad, a veces traen bienes y comodidades, no otras veces. Las salas de cine están casi desapareciendo por culpa, dicen, de la televisión. Lo cual que hay que empezar a pensar que, por culpa de la televisión, al fútbol de “estadio y abono” puede pasarle también lo que al cine.

-Un país en crisis y con una tasa de paro que supera los cinco millones de habitantes no puede –no debe- permitirse pagarle a un futbolista 18 millones de euros limpios del polvo y la paja del Fisco.

Esto se oye ya masivamente en la calle. España, ciertamente, es cachonda e insensatamente diferente. ¿O no?

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , , , , ,

Deja tu comentario