Blogs

Excesitud y nulidad

La distancia más corta entre la excelsitud y la nulidad es el fútbol. Contra el Manchester City, el Barça deslumbró a Europa.

-Tata Martino es grande. Hay que renovarle el contrato.

La excelsitud en el fútbol es sentimiento loco. ¿Por qué no hay un Freud que estudie la psicología del fútbol como el mismo Freud estudió la psicología del ser humano? “El hombre es un ser psicólogo”.

Tras la excelsitud de Manchester, la nulidad de Martino en San Sebastián, y la inevitable “serpiente” del rumor falaz: “Martino, acabada la temporada, dejará el Barça”.

El fútbol en España, singularmente en Madrid y en Barcelona, “desquicia los nervios del entrenador más linfático y estoico” (Mourinho). No mentía. Como Capello, quien, elegante, sin desdeñar jamás a nadie, susurraba en la intimidad:” Cada vez leo más libros y menos periódicos. Cuido mi equilibrio anímico”.

Con el Atlético de Madrid sucede algo parecido. El Atlético –lo escribí y lo escribieron también otros hace meses- es épico por estar pegado al sol y a la sombra de los cocodrilos Barça y Real Madrid.

-Que antes o después, se lo comerán.

Sería incoherente que no se lo comiesen. El Atlético, en el océano de la Liga española, es sólo un pez descarado, insolente, grácil. Revolotea y juega con los cocodrilos pero acabará distanciado por ellos. Lo que le ha pasado en la Copa del Rey, desagraciadamente le ocurrirá en la Liga.

-Qué pena.

-No seamos líricos. La Liga es también la ley del más fuerte.

Bastante ha hecho Simeone consiguiendo lo que ya lleva logrado con la plantilla del Atlético.

-El Atlético es su fuelle físico mayormente, y el fuelle físico humano, como los globos,, antes o después pierde también presión.

Excelsitud y nulidad: un parpadeo en el fútbol, una patada en la vida, el relámpago de un gol.

-Lo que sucede es que algun , gracias al parpadeo, acaban millonarios.

La otra excelsitud del fútbol

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario