Blogs

¿Mis armas? La moral

El fútbol es como el tiempo. El fútbol, como el tiempo, cambia de un día para otro.

-Mañana -informan los pitonisos de la meteorología- sol en toda España.

Miau. Llueve, poco pero llueve. El tiempo es irrespetuoso. Como el fútbol. El Barça, antes del 7-0 a los navarricos, era un equipo feble.

-A este Barça en horas bajas al fin, le vamos a dar un meneo hat trick marca Cristiano Ronaldo en el Bernabéu …

Eso era lo que se pensaba. Lo que pensaban los madridistas. ¿Qué piensan hoy?

-Que Iniesta está de león de la Metro y que Messi ha vuelto a sacar sus garras de león de la Metro de Iniesta.

Iniesta, ciertamente, está de cine otra vez. Ágil de mente y de piernas. Y creativo. “El otro Nadal. Oído no recuerdo dónde. Es verdad: Iniesta gusta a todos, enamora, como Nadal, por su cercanía y humildad.

-Soy madridista. Viciosa y gozosamente madridista – me euforiza un amigo-, pero el forofismo no me ciega hasta el límite de no desearle lo mejor de los mejor a Iniesta como futbolista siempre y por siempre con la única salvedad del próximo domingo.

Iniesta es una de las turbinas del Barça. Hace goles y los prefabrica. Y está otra vez épico. Casi como Messi.

-Vuelvo a ser el que debo ser, el que quiero ser siempre- leo que declara Messi en Barcelona.

Messi e Iniesta. Y Pedro: he aquí la única incógnita de Martino, al parecer. Martino cree saber ya, hoy, cómo debe y con quienes debe jugar en el Bernabéu. Su única duda, Neymar. Martino es hombre prudente, tiene eso que ha dado en llamarse “la inteligencia de la prudencia”.

-Si dijese siempre lo que pienso –soltó en una rueda de Prensa- , no sería inteligente.

Neymar quiere jugar en el Bernabéu. El problema de Neymar es que hace malabarismos con las neuronas y con los pies pero con cuentagotas. Pugna poco. Huye de “los contactos físicos”. Aparece y desaparece, como el sol en días de muchas y veloces nubes blancas. Pedro, en cambio, “está” en el partido los noventa minutos.

-Claro que me dolería no jugar en el Bernabéu, pero soy disciplinado – reconoce limpiamente.

En fin, que los dos, Real Madrid y Barça, están en “plena forma” de moral.

-¿Mis armas?…La moral. Más alta que nunca.

Aplicable esta frase de Camacho a los dos titanes del fútbol español. La moral, digámoslo también, tiene por objeto la felicidad, según el filósofo.

 

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario