Blogs

Tarjetas amarillas

¿Qué no es dialéctica? El matrimonio es dialéctica.

-Paco, a ti lo de sábado, sabadete, te va poco. ¿Cuántos sábados hace que no me tocas?

Paco, ni caso. Gruñe a lo sumo

La política es dialéctica:

-Puedo prometer y prometo…

Y como diría el profesor Tierno Galván, prometió pero no cumplió casi nada de lo que prometió. Los políticos, en tiempo electoral mayormente, son poco fiables con sus promesas.

El fútbol es dialéctica:

-Cuatro tarjetas amarillas ya al Atlético: Koke, Gabi, Turán, Juanfrán. ¿A que nos deja sin centro de campo? Al Barça, ninguna.
Prodigó más tarjetas el alemán Félix Brych: otras dos al Atlético, Diego y Sosa, y dos, sólo dos, al Barça, Iniesta y Jordi Alba.
El amarillo es también color dialéctico. Execrado por los actores desde que Molière muriera en el escenario representando una obra suya.

-Creo que me muero - medio susurró, según testigos presenciales.

Acertó. Desde entonces, para unos, el amarillo, si no se lleva amuleto contra él, es color gafe. Para otros, en cambio, el amarillo es color benefactor. La verdad es que desde que se viste de “abejita Maya”, el Atlético es azote feroz, agresivo, temido y ganador.

-En el Calderón, preveo un partido en el que puede suceder todo.

Así opinan, con respeto, las mentes azulgranas no intoxicadas de forofismo.

El amarillo, sin embargo, como látigo arbitral para sofocar la agresividad de algunos jugadores, puede destruir la hermosa y equilibrada pugna competitiva de un partido. ¿Se imaginan a un Atlético, o a un Real Madrid, o a un Barça, o a un Bayern, desposeídos de parte de sus mejores jugadores en las semifinales o en la final de la Champions por causa de los fustazos amarillos? Someto esta reflexión, no sé si chusca o no, a la consideración de los sesudos y reaccionarios conservadores del dialéctico reglamento del fútbol.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , ,

Deja tu comentario