Blogs

Abril, preocupaciones mil

Abril, aguas mil, que dice el refranero (no miente casi nunca, no es político) y abril, preocupaciones mil ( tal vez exagerando), que piensa Gerardo Martino, esto es, el Tata:
-En una semana, me juego la felicidad de los títulos, casi, y, casi también, la paz profesional.
Martino, lo tengo dicho, es ser de matices filosóficos.
-El matiz – recalca- es más importante que el dogma.
Y que las ideologías pedregosamente inamovibles: caben aquí todas las ideologías, desde la paleolítica extrema derecha a la no menos arcaica extrema izquierda. Ambas tan indeseables como necias.
-En el mundo del fútbol hay dos clases de jugadores: los que saben hacer cosas y corren y los que saben hacer cosas y no corren.
Siendo los dos jóvenes, me lo dijo Puskas una tarde de café (yo) y cerveza (él; por eso lucía barriguita). Y matizaba:
-Corro ya poco (tenia cumplidos los 36 año), pero sigo haciendo cosas que hacen muy pocos.
A Martino, otro ser matizador, le preocupa, y con razón, las dos finales de este mes de abríl, mes de Semana de Pasión y mes de dos partidos apasionantes: el de Champions contra el Atlético y el de la final de la Copa del Rey en Mestalla contra el Real Madrid.
-Vamos a vaciarnos. Dos partidos de vida o muerte –opina retador el afable Iniesta, que cumplirá su partido número 500 vestido de azulgrana en el Calderón.
Centenario Iniesta. Genial Iniesta. Otra vez en forma física.
-La genialidad, que se me atribuye, no es tal genialidad si tengo pachucho el físico.
Iniesta pertenece a la casta de jugadores que saben hacer las cosas con nota de matrícula de honor y gloria para él y el Barça, corriendo y pensando magistralmente a la vez.
El Atlético, desde hoy y hasta después de lo que ocurra mañana en el Calderón, es el más “grande dolor de cabeza” de Martino y de Iniesta. Lógico. El Atlético, ahora mismo, es, con el Real Madrid y el Barça, el equipo más admirado y lisonjeado en Europa.
Jürgen Klop, el no menos reputado entrenador del Dortmund, decía hace unosdías que le gusta el fútbol estético (cuando lo desarrolla con velocidad) del Barça y la agresividad miura (debe de gustarle nuestra fiesta nacional) y sin pausa del Atlético.
-Hay que mirarse en ellos –reconoce elegantemente.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario