Blogs

Liga divertida

El fútbol es un estado de ánimos, el fútbol es un estado de opinión y el fútbol, que digo yo es un estado de emoción.

-La Liga va a ser más divertida.

Lo dijo también ayer, sonriendo, Simeone, tras el pinchazo contra el Levante. Simeone sigue dando lecciones de optimismo y de cómo hay que coger al toro de la adversidad por los curenos, no en balde es y no deja de ser, por lo menos en Europa, el entrenador de moda.

-Claro que sigo su trayectoria y sus modos de trabajar – reconoce hasta Guardiola.

El domingo, los periódicos de Barcelona, eran una misa de funeral por el Barcelona. “Adiós a la Liga”. “Revolución”· “Fracaso sin paliativos”. “Adiós Martino”.

Pero el fútbol, como digo, es un estado de emoción. A más suspense, más emoción.

-Me gusta el cine de suspense tipo Hitchcock y el fútbol tipo Hitchcock con mucho suspense.

A mí también, compañero. Tras el funeral por el Barça, llega el domingo y el Atlético, oh, pierde con el Levante, y horas después, oooh, el Valencia, con la moral mellada por la “faena” que le hizo el Sevilla en el último minuto, va y le empata al Realísimo Madrid, o al “Real Madrid Real” (título de un periódico extranjero tras su soberano guantazo de K.O. al Bayern en Munich), en el mismísimo Bernabéu ´.

-Emoción Hitchcock.

Lo cual que el Atlético depende de sí mismo y de los otro, y los otros, esto es, el Real Madrid y el Barça dependen de ellos y del Atlético.

-Más emoción fútbol- Hitchcock, imposible. Vista así, la Liga es la mejor liga de Europa.

Otra conclusión del formidable Simeone:

-La suerte, hoy, no ha estado con nosotros. Con nosotros hoy ha estado la mala suerte.

Hay que recordar, llegado a este punto, que lo más instructivo de la mala suerte es que siempre se aprende algo de ella, que dijo no sé quién.

Butragueño, a pesar de ser un madridista asalariado, cuando habla, habla con sentido común.

-Tiene el sentido común de la objetividad – se quejaba en cierta ocasión otro madridista asalariado del club FP- y eso me disgusta.

A mí, en cambio, me gusta. No me gustan, ni en fútbol ni mucho menos en política, los forofos intoxicados de dogmatismo. Son poco o nada creíbles.

Butragueño casi celebró que, avanzado el segundo tiempo, se viera “fútbol de ida y vuelta”. Le faltó añadir:¡qué emocionante!

A esperar, pues, en atmosfera o estado de emoción, la resolución de la Liga. La puede ganar el Atlético, el Real Madrid y el Barcelona. Donde hay emoción, hay vida, hay suspense.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario