Blogs

Marc Márquez

Hacer un gol más que el adversario y pisar la línea de meta el primero. Sergio Ramos, para algunos “Domingo de Ramos”, hizo el gol de la Décima. El gol del empate. El gol de la prórroga. Gol glorioso para el Real Madrid, gol cruel para el Atlético. Hasta el casi último minuto, la Décima era a la vez laurel rojiblanco y otro fiasco para Florentino Pérez. Pero allí estaba “Domingo de Ramos” para con su mesiánico cabezazo regalarle a Florentino el “gran capricho” de su vida.
-Qué malvado es el destino.
Pues sí y pues no. Malvado para el Atlético y miel de la Alcarria para el Real Madrid.
-Qué carrera, qué emoción nos han ofrecido en Moto GP Márquez y Lorenzo, como la final de la Champions entre el Real Madrid y el Atlético. Hasta el mismísimo último instante, suspense a raudales –me comenta un amigo, viendo el Gran Premio de Italia.

Sergio Ramos, “Domingo de Ramos”. Marc Márquez, “Domingo de champán” domingo tras domingo. Y van seis domingos. Puede, por lo tanto, quien cree que puede, y no puede quien no puede con quien tan ciegamente cree que puede.
-He sufrido y me he divertido – declara encima Márquez acabado el carrerón.

Lo de Marc es sensacional. Compatibiliza siempre con una sonrisa los antagónicos, en teoría, sufrimiento y diversión.
-Hoy, ¿a qué ha sido emocionante?

Así de sencillo e infantil es Marc, a quien Valentino Rossi, que sigue sin creerse lo que ve, no hace más que colmarle de zalemas.
-Con su mente hace lo que quiere con la moto.
Ya no sabe Rossi si la moto es su mente o si la mente es su moto.
Qué bello es el deporte con el orégano de la emoción y el ajo del suspense. Y con el laurel del señorío.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , ,

Deja tu comentario