Blogs

Ame el deporte, señor Montoro

La democracia española, que Dios conserve por los siglos de los siglos, amén, es una desasosegadora sigla de impuestos: el de la basura, el de la vivienda, el del coche adulto (más de tres años), el de aparcar (para manejar los nuevos parquímetros hay que ser licenciado en matemáticas), el anual de lo que uno gana con el sudor de su frente (el IRPF ése o como se diga) y no sigo, que, como digo, la democracia española es una sopa de siglas democráticamente asfixiadora.

-En este país hay que pagar por todo, cualquier día hasta por cruzar el paso de cebra de peatones – gemía el otro día un conductor de la línea 1 de autobuses, mi línea, padre de padre en el paro y de tres hijos igualmente en el paro.

Suspiró y prosiguió:

-Y ahora, según el Marca, el señor Montoro también le va a meter mano al deporte.

Los conductores de autobús y los taxistas son la voz de los quejidos de la calle. Si los políticos viajasen en los transportes públicos, que no la mayoría de ellos, sabrían a ciencia cierta y social lo que opinan y sienten los “tontos”, que dice un amigo mío, de papeleta y urna cada cuatro años.

-Votar, ¿para qué? – que le tengo oído, a semejanza de “Libertad, ¿para qué? (Stalin), a más de un votante de papeleta y urna.

El señor Montoro, tan poco telegénico -¿cuándo ha sido telegénico un ministro de Hacienda?-, debe de andarse con pies de plomo con el Deporte, con mayúscula. Cuando Franco, el Deporte era –el fútbol especialmente- lo que dio en llamarse la “válvula de escape” de los sin libertad. (todos, salvo unos pocos).En las exageraciones hay siempre verdad, nunca olviden esto los políticos. El Deporte, ahora mismo, da brillo y esplendor a España. No hay nada en España, salvo el Deporte, que tanto nos prestigie.

-¿Cómo es que con tantos diputados, imputados (que no pisan nunca la cárcel), parados y pluralidades (España, en su unidad, es diversa y plural: ¡toma unidad!), lo único que os da notoriedad en el extranjero es el Deporte? Bueno –agregaba este interlocutor alemán-, y el sol.

Sol y Deporte. El sol es sinónimo de turistas, y el turismo es el petróleo de España. El Deporte es el otro petróleo, el de las dos “efes”: Fama y Fortuna. ¿Por qué, pues, señor Montero, tratar de dejar sin padrinos y patrocinadores al Deporte? ¿Por qué herir lo que funciona? .La gente en la calle, la calle de los taxistas y conductores de autobús, tiene razón:

-Cada vez nos mutilan más los medios de vida y distracción –exclaman– ¡Menos diputados y menos impuestos, y más honradez!

Señor Montoro, ame el Deporte

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags:

Deja tu comentario