Blogs

Desaparecidos

La felicidad de jugar en el Real Madrid es eterna, mientras dure.

-¿Quién dijo eso?

-Uno, qué más da.

La mayoría de jugadores que llegan al Real Madrid, más o menos, exclaman:

-¡Era mi sueño!

Desde Cristiano Ronaldo, a Di María, pasando por los que han de venir.

Ronaldo, por cierto, ha dicho mucho al soltar , en referencia a los sorprendentemente “desaparecidos” Xabi Alonso y Di María, que no siempre puede decir lo que piensa, tras matiza que tiene clara su opinión.

-Eso, más que un golpe indirecto, es un colosal directo al a la frente de Florentino Pérez.

Más o menos.

El sueño de Di María, como se ha visto, era, más bien el dinero del Real Madrid. Ya escribió alguien que al “sueño de jugar en el Real Madrid hay que llamarle, sin hipocresías y con propiedad, dinero”.

-A principio, sí, les atrae el resplandor histórico del Real Madrid. Luego, el esplendor de lo bien que paga.

Otra verdad.- Pues en cuanto meten media docena de goles o son desaforadamente loados en los periódicos, casi todos solicitan con descaro y “desamor a sus sueños” la revisión de sus contratos “a más, para ganar mucho más”.

Lo cierto es que, en la calle – casi siempre escribo sobre lo que oigo- el forofo pensante, que no el otro (el otro lo único que quiere es “ganar, ganar y ganar) no entiende las razones por las cuales el Real Madrid FP se ha desprendido de Xabi Alonso (32 años; Gasol, dos más, 34 y ahí está manufacturando oro en forma de canastas de la selección de baloncesto) y del punzón Di María.

-¿Por qué – me preguntan a veces- Florentino habla casi siempre poco o nada, y lee también sosamente casi siempre lo poco o nada que dice?

-Es que él es así.

Los hechos, al margen de las razones tácitas de Florentino Pérez. A los “fabricadores del fútbol” del Real Madrid (Cristiano, Ancelotti, amén de otros de la plantilla , por lo que sé) les ha sentado como mordisco del Súarez azulgrana en el ánimo las atolondradas “desapariciones” de dos “ejes” sustantivamente insustituibles, hoy por hoy.

Es el mordisco del que se habla en la calle.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario