Blogs

Otra forma de hacer política

Hay tantos jugadores extranjeros de tronío en el fútbol español que Vicente del Bosque no ha tenido más remedio que pescar jugadores españoles para la selección en los caladeros extranjeros. Los peces españoles con botas se hacen grandes y atractivos en las “aguas” foráneas: Morata, Callejón, Azpilicueta o Bernat.
-También los futbolistas jóvenes españoles, como los licenciados universitarios, emigran. Qué país, Virgen de la Almudena.
No es el país. Es la globalidad. “Ser global es ser progresista, y ser progresista es saber buscarse la vida. El español, por razones históricas y genéticas, siempre ha sido buen vividor”.
-Mayormente, oiga, en política.
Aparquemos eso ahora.
Del Bosque ha iniciado la renovación de la selección, empeño ciertamente nada baladí.
-Le va a costar –auguran los agoreros y los gurús, que de todas estas especies hay también en el césped verde del Señor.
El éxito, como dice un amigo mío, no es un enlace matrimonial por la Iglesia para toda la vida.
-Lo eterno, a Satanás gracias, no existe en esta vida –proclaman asimismo las masas pensantes ateas o en la oposición a Dios.
Del Bosque, pese a que no le guste a Florentino Pérez, es una de las cabezas mejor amuebladas – valga el cliché- del fútbol español. No es engreído, no se cree lo que no es y cree a botas juntillas que el fútbol es tan puñetero como el pegajoso vuelo del moscardón al que no se acierta a estampar con el periódico hecho rodillo.
-¡Puñetero moscardón!
Yo no lo sé, pues ni soy gurú ni jamás he presumido ni presumiré de saber algo de lo poco que sé, pero creo que Del Bosque está en el buen camino.
-¿Y si pierde contra Bielorrusia y con Alemania, después, en Vigo?
Pudiera ser. Lo que no puede hacer Del Bosque es magia. Xavi, Iniesta, Villa, Puyol y otros – no voy a citarlos a todos- son ya gente de ayer más que hoy. Y fabricar o inventar jugadores como ellos es algo que no ha descubierto todavía esa cosa que avanza tanto que es una barbaridad y que se llama ciencia.
-El tiki taka (otros escriben tiqui taca: vale también) no está de moda –opina el legendario Charlton.
-El tiqui taca lo está estrangulado el enjambramiento de gente atrás –enjuicia otro fénix del fútbol, Platini.
Mi curiosidad, en relación con los dos próximos partidos de Del Bosque, es qué jugadores va a alinear y cómo los va a hacer jugar. No hay que olvidar tampoco que en un equipo de fútbol el entrenador inteligente juega con el sentido común.
-¿Y con qué juegan los jugadores?
-Con el sentido común de la inteligencia y del corazón.
El fútbol es otra forma, socialmente, de hacer política, de igual modo que la política es otra forma de hacer fútbol. Lo que ocurre es que los futbolistas juegan mejor que los políticos.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , , , , , , ,

Deja tu comentario