Blogs

Cuatrocientos millones

Por muchas vueltas que le demos al sexo, al dinero y al poder, la conclusión, desde poco después de Adán y Eva, es el mismo:

-Son los ejes de la vida.

Nietzsche, a quien nadie sabe si le gustaba o no el deporte, lo decía de esta otra manera:

- Primero es la acción, luego la deliberación.

Esto es: primero es hacer gol, luego discutir su legalidad.

Florentino Pérez, haya leído o no a Nietzsche, es nietzscheano. O sea: hombre de acción.

El fútbol, cuando nació, era un pasatiempo entre lírico, romántico y físico:

-Yo sudo la camiseta- afirmaban candorosamente sus practicantes.

Sudaban la camiseta, al principio, cuando eran más o menos amateurs , para pasar luego defender sus colores.

-El fútbol es otra forma de hacer patria, y hacer patria es hacer política.

Esto lo tengo leído. Pero ignoro, hoy, culpa de la memoria, su autoría.

El otro día, un alto ejecutivo Microsoft, dijo:

-La industria del fútbol.

El fútbol es concepto polivalente desde hace tiempo. “Válvula de escape” (en el franquismo) , “negocio”, “espectáculo de masas”, “industria”, “distracción de parados e indignados”, “embajador”, “eslogan”, “teledivertimento”, “telefuente de ingresos” .

-¡Cuántas cosas!

-Y más. Un presidente del Barça, muy digno y solemne, y romántico, dijo no hace tanto años:

-Jamás macharemos la camiseta del club.

La manchó. Nunca hay que decir de esta agua no beberé o esta camiseta no mancharé cuando se trate del agua o de la mancha del dinero.

-El dinero –dijo un filósofo- no da la felicidad, el dinero es falaz, pero gracias a la falacia del dinero –agregó- puedo dedicarme a la filosofía.

Filósofo sincero. Yo creo antes en un filósofo, por pesado y feo que sea, que en un político por mucho que sonría, por guapo que sea y por mucho que prometa. Rara vez cumplen lo que prometen (profesor Tierno Galván).

Florentino quiere hacer del Bernabéu, tantas veces remodelado por los esteticistas de la arquitectura, el mejor estadio del mundo. El más moderno, el más cómodo, el más maravilloso, el más admirado y admirable de los siglos pasados y venideros.

-¿A qué sí, don Florentino?

-Claro que sí.

Florentino, en el tú a tú, es soso e incoloro.

-No tiene conversación. Bueno, sólo tiene un tema de conversación: el ladrillo y el Real Madrid: en esos temas es tan dilecto como magistral.

Así lo define uno de los ingenieros de su ACS.

¿Matrimoniará algún día el apellido Bernabéu con Cepsa o IPIC, que tanto monta? Estadio Bernabéu Cepsa. Pienso que sí. FP necesita los cuatrocientos millones de IPIC para conseguir la magia de hacer del estadio Bernabéu Cepsa la primera maravilla del mundo de los estadios.

FP sabe que el dinero sirve también para hacer grande a los hombres como él. Y él se ha empeñado en ser el presidente más maravilloso del mundo. Maravilloso él y maravilloso el estadio Bernabéu Cepsa.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario