Blogs

Líder Simeone

Personas, corromper, líderes, repetir

-Maestro –le dijo un periodista a don Jacinto Benavente-: he observado que ha repetido tres veces la misma frase en la obra que ha estrenado usted hoy.

Asintiendo don Jacinto:

-Es cierto. Aún así, muchos no se enteran.

Repito lo que tengo repetido: el fútbol es otra forma de hacer política.

He escuchado hoy a Pedro Sánchez en “su partido”, en el Congreso de los leones, con Rajoy. Pedro es joven, y no es joven quien no es rebelde y brioso (otra cosa es que tenga o no tenga razón).

-Lo que hay –dijo el sucesor de Rubalcaba en el PSOE en un momento de su intervención- son personas que corrompen y personas que las corrompen.

Agrego mi amigo Hernán San Pedro, madridista desde la cuna:

-Y hay partidos que corrompen a las personas que corrompen.

Suavicé su afirmación:

-Y hay personas como Simeone, que saben hacer personas – futbolistas, vaya- inermes al desaliento.

El fútbol es un complejo de muchas cosas. De ahí, quizá, su enorme y asombroso éxito. Es el deporte más seguido - mejor dicho, teleseguido- en el planeta azul. Azul y gol: esto es también, con o sin dinero, el planeta azul.

Acabado el partido de la goleada del Atlético al Olympiaco de Michel, Simeone dijo:

-No es fácil jugar en el Atlético.

No lo es, ciertamente. Me lo ha susurrado uno de los tres amigos que tengo en las alineaciones, en plural, del “virtuoso” argentino:

-Ustedes –me cuenta que les dijo una vez Simeone- tienen que creen en mí, como yo creo en ustedes. El colectivo del fútbol es un juego de confianza. Si yo me equivoco, díganmelo. No se callen. Yo no soy más que ustedes, yo soy uno más de ustedes. Amigos todos, pues. Siempre. No lo olviden

Lo que jamás perdona Simeone, en ningún partido, sea de competición o no, es la desidia y la laxitud.

-La ilusión la genera la esperanza. Estamos hechos- recalca- de esperanza e ilusión.

La autoridad moral de Simeone, a juzgar por lo que me cuentan y me llega, es realmente inmensa. Sabe mucho, al parecer, y sabe transmitir, también al parecer, que sus jugadores saben más que él: así de increíble es este “mago” del Atlético

No perderá nunca vigencia la discutida duda de ¿quién hace a quién? ¿Es el jugador el que hace al entrenador? ¿Es el entrenador el que hace al jugador?

-En el Atlético, el Atlético es el entrenador.

Me lo creo. ¿Por qué no?

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario