Blogs

No hay color

La vida en rosa, aquella canción francesa. La España en negro, sin música. Al nombre de España hay que añadirle siempre algo: un adjetivo, un concepto, un color, un sambenito. O sea, ahora mismo: España plural y diversa (antes, hay que recordarlo, era diferente: arcaísmo), o España black.

-¿Black?

-Negro. España en negro, en black

Tarjeta (de crédito) black, dinero black, factura black.

-El color negro o black se asocia a tristeza, a luto, a tiniebla, a luto. No me gusta.

Tampoco a mí. El negro, opinan sin embargo muchos modistos, es el color elegante por excelencia para las fiestas nocturnas, o sea, negras, black.

-Yo vi una vez, de rojo, en una gala nocturna, a nuestra Reina y ex compañera Letizia y llamaba la atención, por bella y distinguida, por ambas cosas, más que el resto de las reinas y aristócratas asistentes –me recuerda Julio Merino.

Rosa, negro, rojo. Y blanco. El color de Cristiano Ronaldo es el blanco. 200 goles lleva marcados con la blanca camiseta del Real Madrid.

-Y los que marcará.

El blanco es el color superlativo r de la pureza y de la luz, y del “talento”. El color de Cristiano.

-Ya decía Bernard Shaw que cuando alguien destella superlativamente en su profesión, es que es un profesional superlativo por nacimiento.

Observa un amigo mío. Hombre de fe:

-Es alto, guapo, atractivo, no se lesiona y marca los goles en racimos fe tres. Seguro que su madre es una santa. Es casi imposible ser tan perfecto, sin tener alguien santo en la familia.

Leo esto días, sólo por curiosidad, lo que especialmente se escribe en Inglaterra, Italia y Francia sobre Cristiano Ronaldo. Unanimidad: es casi perfecto. Copio:” Si el fútbol es gol y el gol es lo que se le da a Crsitiano como a nadie, el fútbol es Cristiano”.

Si no existiese Messi, Cristiano sería, sin discusión, la “bomba atómica” del fútbol. La única.

-Lo que pasa, para bien del fútbol, es que existe Messi, que es también otra bomba atómica u otro solomillo de fútbol.

Un compañero francés con nombre y nombradía profesional en su país (debo silenciar por discreción su nombre) es contundente:

-No hay color esta vez. Te lo digo yo. El Balón de Oro tiene ya color y nombre: Cristiano Ronaldo.

A Dios gracias. Que a uno lo del color “black” le tenía preocupado.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , ,

Deja tu comentario