Blogs

Chicharito

Chicharito: he aquí el hombre. He aquí el “reserva” opaco. He aquí el autor del gol que ha abierto la puerta de la semifinal al Real Madrid. Chicharito estaba pero no existía, o existía y apenas se contaba con él. Chicharito, sin embargo, y por eso lo trajo quizás el Real Madrid, es puro nervio de área.

-¿Un ariete a la vieja usanza?

-¡Pues sí! Un Villa. Villa, ¿lo recuerdan?, olfateaba el gol. Era lo mejor de él.

El fútbol es instinto y olfato. Casillas, “un bajito” ágil y con reflejos raudos entre los palos, se lo debe todo, o casi todo, al “gen” del instinto.

-Eres, Casillas, puro jamón de instinto.

Le dijeron en cierta ocasión. Gen o jamón de bellota, qué más da.

Chicharito ha amortizado su coste en un solo partido. Gracias a su gol, respira sin angustia Florentino Pérez, gracias a su gol ha sosegado su entramado nervioso Ancelotti, gracias a su gol quizá el Real Madrid llegue a la final de la Champions y la gane.

-Y entonces, claro es, quizá Ancelotti y Florentino le digan a Chicharito: de irte, nada; tú no te vas, tú sigues con nosotros.

Ni Rato – qué cansino y vengativo empieza a oler lo de este señor-, ni Montoro – qué cansino también lo de este otro señor-, ni la “peste del fraude” –qué hedor la de esta plaga, también- nublan el éxito de Chicharito.

-No era nadie. Ya es astro. Chicharito hace historia para su currículo y para el currículo del Real Madrid. Dos pájaros con el tiro de un solo gol.

Ser sabio. ¿Qué es, en fútbol, ser sabio? ¿Fue sabio Simeone, tan sabio, al sustituir a Griezmann, el goleador rojiblanco, por Raúl García? ¿Fue sabio Ancelotti eligiendo para la titularidad a Chicharito en detrimento de Jesé? No soy juez, Dios me libre. Ni sabio. Soy, como todo “bicho” racional o irracional viviente, espectador de lo que ocurre.

-Y como espectador, ¿no cree que en esta ocasión el Atlético planteó el partido con sobredosis de miedo?

-No lo sé. El partido lo único que ofreció fue incertidumbre, la emoción de la incertidumbre. Calidad de fútbol, poca. Pero ya dijo quien lo dijera que el fútbol es también el dilema de la incertidumbre y del gol.

Chicharito, en fin, repito, era el “fichaje opaco” que escondía el Real Madrid para este partido con el Atlético. El día de San Jorge, el día de Chicharito. Libros, goles.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario