Blogs

El tiempo no es oro

El tiempo es oro. Qué va. El tiempo, con el tiempo, arruga, hiere, desgasta, marca y mata.

-A Brasil no se le ha ido todavía de la cabeza el 7-1 de Alemania, en el Mundial. Ese resultado lo tiene marcado con fuego en la memoria del ánimo –se queja un colega carioca.

Brasil, en la Copa de su continente, no es lo que fue, lo que se esperaba (mañana, no sé) y es que el tiempo, ¿lo ven?, es heridor, desgarrador, puñetero.

-Y ahora, sin Neymar.

A Neymar, como saben, le ha caído el hachazo sancionador de cuatro partidos.

-¡Excesivo, injusto! – claman, cómo no, los brasileños y los catalanes del Barça.

-¿Por qué la discriminación de catalanes del Barça?

-Hay catalanes del Real Club Deportivo Español, como hay catalanes taurófilos y catalanes taurófobos. Ante la ley todos somos iguales, pero ante el imperativo del gusto, no.

¿Qué es justo, que no es injusto? El forofo, precisamente por forofo, tiene una idea de la justicia completamente forofa, o sea, aleatoria.

-Cuando el árbitro se equivoca a favor del Real Madrid –decía don Santiago Bernabéu- , no me quejo. Cuando se equivoca a favor del adversario del Real Madrid, me quejo, ¡claro que me quejo!

Educación, respeto, ética. Ahora, los emergentes “regeneradores” de la política, citan esas palabras a todas horas.

-Hacen bien.

-¡Claro que hacen bien! Sólo que para lo que les conviene. Pedro Sánchez, a quien no tengo el gusto de conocer, dijo enfáticamente por la televisión que con “Podemos” ni al campo del Rayo. Al del Rayo, no (de momento). A los otros campos comunitarios y municipales, por supuesto que sí, como se está viendo.

El tiempo, pues, además, deja en pelota mentirosa a los mentirosos, a los forofos y a los que prometen para no cumplir.

Comprensible el enojo forofo y basilisco de los brasileños y de los catalanes del Barça, pero Neymar, nos pongamos como nos pongamos, no debió hacer lo que hizo.

-¿De acuerdo?

Bueno…

Cuando Juanito, el Juanito del Real Madrid, pisó la cara o el pecho, no lo recuerdo ahora, del futbolista alemán Matthaüs, del Bayern, la Uefa le metió un baúlazo de cinco años de sanción… ¿Lo recuerdan?

Si la política debe ser respeto, educación y ética, si bien no siempre lo es, el fútbol sí debe ser siempre ética, educación y respeto para que aprendan los políticos.

-Me fío más de mi suegra que de un político- el otro día, en el autobús, a grito pelado un ciudadano de urna y papeleta

Mi oficina, como creo que tengo escrito, es la calle, el autobús, el Metro, el peatón.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , ,

Deja tu comentario