Blogs

Sergio Ramos

La arrogancia de creerse el que más casi siempre es causa de combate, de discrepancia y de polémica (no sólo en el fútbol, también en otros oficios).

-Siendo mucho- me dice mi amigo el pensador-, uno no es nadie sin los otros, de igual modo que los otros no son nadie sin uno que sea mucho.

Cristiano Ronaldo, siendo mucho, no sería el arrogante que es sin los otros. ¿Acaso no?

Sergio Ramos no es Cristiano, pues si ‘fútbol es fútbol’, sin gol ‘fútbol no es fútbol’. A su manera manchega, hace decena de años, don Santiago Bernabéu, sin embargo, se refirió a este asunto de esta otra singular y racional manera:

-En el ataque quiero delanteros casados con el gol por la Iglesia para que no sientan la tentación de divorciarse, y en la defensa quiero gente brava y ruda, como Marquitos, para que los delanteros del adversario no puedan hacer gol.

Conclusión. ‘Fútbol es fútbol’ con gente como Cristiano y gente como Sergio Ramos. Importantes los dos. Sigo la polémica, o el pulso, o el tira y afloja, entre Sergio Ramos y Florentino Pérez. Sergio, al parecer, para seguir en el Real Madrid, quiere más dinero.

-Conmigo, el Real Madrid –piensa- es más fortín contra el ansia goleadora del adversario. Yo soy a la vez el antigol en mi área y el gol milagroso en el área del adversario. Soy, pues, el fútbol en su versión defensiva y ofensiva.

Yo no sé exactamente lo que gana Sergio en el Real Madrid. Los que saben de esto, escriben que Cristiano gana al año diecisiete millones.

-Más, gana más –me corrigen.

Mejor para Cristiano. El gol, en el fútbol, se cotiza ahora a lo bestia, sobre todo desde que jeques y chinos han gustado el pirulí del balón.

-¿Y qué gana Sergio?

-Alrededor de seis millones.

-¡Qué poco!

Comprada su cifra con la de Cristiano, sí; pero es que Sergio no pretende igualarse en euros a Cristiano, sólo aproximársele.

El fútbol, desde hace años, sobre todo desde que estrenamos el siglo XXI, es a la vez juego y dinero. Sobre todo, si se es como Cristiano y Sergio, más dinero que juego. La medida de todas las cosas jamás ha sido el hombre, ha sido el dinero.

-Y el poder.

Exacto.Ocurre además, como epílogo, que la relación de “cariño” y “amor a la camiseta” parece que han dejado de ser “valores” de convivencia y respeto en el Real Madrid. Florentino va a lo suyo sin mojigangas sentimentales. Ama Florentino en función de la rentabilidad del amado. No desmintiéndome, ahí está, como caso reciente, el caso Casillas.

‘Fútbol sigue siendo fútbol’ de todos modos pero de otra manera.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , ,

Deja tu comentario