Blogs

De tres en tres

Empate en el Calderón. El Atlético, contento: juzgo por las declaraciones de sus jugadores. El Real Madrid, descontento: “Queríamos ganar”. Claro que querían ganar: de haber ganado, habrían dejado un poquito detrás al Barça. No ha sido así. Superada la séptima jornada de Liga , el Barça y el Real Madrid siguen juntitos.

El Real Madrid de Benítez no es todavía el Real Madrid que quiere Benítez.

-El fútbol –leo que declara - es jugar bien, meter goles y ganar.

Si es eso lo que ansía Benítez, hay que esperar.

-Cambiar de entrenador dos años no y uno sí, no es bueno. Hacer un equipo es conjuntarlo; y conjuntar debidamente un equipo cuesta tiempo.

Esto se lo tengo oído y recitado a casi todos los entrenadores inteligentes que he conocido desde Helenio Herrera a hoy.

-El fútbol es un juego de asociación de todos para todos y asociar a todos con todos, no es nada fácil –decía el adusto Mourinho en su parada y fonda en el Real Madrid,

Mourinho, por cierto, tiene un ego tan alto como la luna, lo dice él hoy, que conste, lo dice así:” Yo no voy a dimitir. Si el club (su Chelsea, quinto por la cola en la Premier, a diez puntos del Manchester City, líder) quiere echarme, que me eche. Si lo hace, echará al mejor entrenador de la historia del Chelsea. Lo admito: tengo un gran ego y me considero el mejor”.

El mejor ego del mundo, en la cola de la liga inglesa. El fútbol es así de repelentemente puñetero.

-El fútbol es como la política –me dice un amigo mío, político y diputado, o sea colocado- . Me gustan ambas cosas, pero ¡dan unos disgustos!

Si sólo fuese a él…

Benítez, pues, todavía no le ha cogido el punto al Real Madrid. Simeone, tampoco se lo acaba de encontrar al Atlético. Lo de Simeone es peor: mucha gente joven y nueva. Cuando consiga asociar a los nuevos con los veteranos, matrimoniarlos, vaya, el Atlético volverá a ser chulescamente cholista. Pero chulesco en la acepción de bravo, majo, temible, gallito.

-¿Está usted seguro de tan valiente aseveración?

-Me atengo a lo que veo y a lo que el propio Simeone opina.

De momento, en la Liga, sigue el codo a codo entre Real Madrid y el Barça; y “El Otro”, esto es, el Atlético, también de momento, experimentando.

Y Piqué, por cierto, imitando la pedagogía de Simeone: la de éste, como se sabe, es la de “partido a partido”. La de Piqué, de “tres en tres”. Traduzco: que a partir de ahora el Barça tiene que empezar a sumar los tres puntos de cada partido, sin traspiés.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario