Blogs

Artur Mas y Piqué

Cuando le vea, le diré:

-Piqué, en el fútbol como en la política, mayormente en un país tan politizado y futbolero como el nuestro, hay que ser cuco.

-Y tan extremista –me contestará.

Extremista, sí. A Piqué, dicho sea al paso, casi no lo conozco. Sé de Piqué lo que todos, que es un buen futbolista.

-¿Imprescindible?

- Hasta que aparezca otro mejor que él, sí.

Hay que ser cuco, repito. ¿Y qué es ser cuco? Ser ser cuco es reflexionar lo que se dice, es disimular lo que se siente, es ser hasta fariseo.

El otro día, en el Parlamento Europeo, Felipe VI acuñó frase muy cuca y certera políticamente. Proclamó: “Soy europeo porque soy español”.

-¡Qué bonito, qué musical! –leo que gritó alguien.

Cuco, musical, bonito. Un diez al Rey. Últimamente, allí donde habla, corta, retóricamente, políticamente, orejas y rabo.

El fútbol es otra manera de hacer política. El pique, admirado Piqué, entre el Real Madrid y el Barça, amén de futbolístico, es también política.

-¿Seguro?

En la ciudad condal, donde estuve hace una semana, en un foro, la gente no me hablaba de la perra de Artur Mas con el coñazo de la secesión, sino de la Liga. Me soltó un señor calvo, de unos cincuenta años, catedrático:

-No me entra en la cabeza una Cataluña sin España ni una España sin Cataluña, como tampoco me entra en la cabeza una Liga sin el Real Madrid o sin el Barcelona.

Hizo un respingo con la nariz, miró desconfiadamente a su alrededor y continuó:

-A Dios gracias no habrá secesión, pero si la hubiera lo que los catalanes de bien no le perdonaríamos jamás a Mas es que dejase al Barça sin Liga.

El futbol, insisto en ello, es también política. En Piqué, la gente ve un secesionista. Por eso le pitan. Secesionista y blaugrana, ¡casi nada!

-Y a usted, claro es, eso le duele.

-Pues sí. Claro que me duele. Me duele como español y catalán (nací en Barcelona) todo lo que desune o pueda desunirnos. Soy catalán porque nací en España, y soy español porque nací en Barcelona. Detesto a los políticos como como Artur Mas. Y me duele que, por hacer la pelota a Mas y a los secesionistas, Piqué no fuese cuco el día que dijo lo que dijo y que es la causa de que le piten cada vez que se pone la camiseta de la selección española.

Se lo diré, claro que se lo diré:

-Le diré: Piqué la política es falaz, traicionera. ¿Sabes lo que dijo de ella Jardiel Poncela? Dijo: “Si será mala la política, que a la suegra la llaman mamá política”.

En cuanto a los que le silban, les digo que cuando silban a Piqué, silban a la selección. Y eso ni es bonito, ni musical.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , ,

Deja tu comentario