Blogs

Carácter y empatía

En el motociclismo, como en la hípica y en la fórmula uno, el piloto o el jinete, que tanto monta, es él y su montura. Cuando Ángel Nieto era el que fue, el número uno del mundo en su cilindrada, me dijo:

-Yo, en efecto, soy el que soy- así de contundentemente filosófico- , y la máquina es como es.

En mi ignorancia, pregunté:

-¿Y cómo es la máquina?

Me miró como se suele mirar a un zoquete, con compasión, y me aclaró:

-Puñetera; a veces, como una suegra, y que te conste: no tengo nada contra las suegras.

Piloto o jinete, máquina o caballo y el complemento directo o indirecto, según, del carácter y el carisma. Valentino Rossi, a sus 36 ó 37 años, es un baúl de títulos que aristocratizan su leyenda (“ser leyenda en vida, qué bonito”): nueve veces campeón del mundo y más de doscientos podios.

-Qué envidia, qué gozo.

Eso: qué envidia.

Rossi, además, cae bien, gasta sonrisa para todo en lugar de bigote.

-Es tan simpático, tan encantador.

Es lo que dicen y cuenta de él. Un periodista italiano, hace varios años, me dijo:

-Rossi, en Italia, es el que más. Más que todos los ases del Milán y de la Juve y casi más que el Papa.

Sería necio negar el imán de su carisma. Lo tiene. Narcisista además:

-Gusto más –declaró en cierta ocasión- por mi manera de ser que por lo que hago con la máquina entre las piernas.

Picarón.

Carácter. ¿Cómo es su carácter? Combativo, agresivo, indeclinablemente voraz de títulos. La gula del título es virtud en los deportistas. Subrayemos esto enseguida.

-¡Ganar, ganar, ganar, siempre ganar: esto es el fútbol!- frase de Luis Aragonés para la historia del deporte.

Rossi creía que tenía asegurado en la mochila el título de este año. No ha sido así. Hagamos esta sencilla cuenta de la vieja: esta temporada, Jorge Lorenzo ha ganado más carreras que Rossi, siete; ha sido más rápido que Rossi , ha luchado mejor que Rossi y no ha pegado ninguna patada a nadie, como Rossi

-Eso es verdad.

Ha ganado por lo tanto el mejor, al margen de patadas, empatía o carácter. Jorge Lorenzo, según su madre, de nombre María, es serio, sonríe poco y trabaja como un esclavo.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario