Blogs

Compañeros del alma

Talento y amistad. Se nota, se ve, lo proclaman con gozo y alegría ellos:

-¿Qué hay entre nosotros? Amistad.

Así ha contestado Neymar a la pregunta de un periodista.

Tres egos, tres jugadorazos, tres talentos: Messi, Suárez y Neymar. El talento sin amistad, ciertamente, es un fracaso. Y hasta amargura.

-No lo dude.

Neymar quiere seguir en el Barça. Lo manifestó ayer:

-Nunca me he sentido tan feliz.

La rumorología, ese bichito, susurra que Neymar es ahora mismo, por edad y talento, el jugador más codiciado del mundo.

-Llegará más lejos que yo, conseguirá más cosas que yo – le auguró recientemente Pelé.

Ha salido también en los periódicos que algunas marcas y olé, las más olé en dinero y notoriedad, van a convertirlo en su icono.

-¿El dinero? – comentó sonriendo Neymar a poco de empezar a triunfar gloriosamente en el Barça- . Claro que es importante; pero, bueno, lo importante para mí ahora no es eso, es hacer bien mi trabajo. Gustar.

Sonríe siempre Neymar. Cuando golea y también cuando los goleadores son sus “compañeros del alma”.

Yo no recuerdo un tridente tan fraternalmente unido como el que componen Beymar, Suárez y Messi.

-Si los políticos, entre ellos, fuesen tan fraternalmente solidarios como el tridente azulgrana, España sería una bendición política del cielo y no lo que es.

Oí por cierto el otro día, en la radio Me dije: “Un pelín exagerado, creo”.

El sarcástico Puskas, que formó tridente con Di Stefano y Gento, opinaba como Neymar:

-No tengo ego. Mi ego es hacer feliz a mis compañeros, especialmente a Di Stefano.

-¿Por qué especialmente a Di Stefano?

-Es muy gruñón. Buen chico, pero te riñe por todo.

Lo que no quiere, o detesta, Neymar- se le lee en la sonrisa- es que le gruñan. Neymar cree en la amistad. Ya dijo Oscar Wilde que la amistad es más pura que el amor, que la amistad es el amor sin alas. Algo así, más o menos.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario