Blogs

Punto G

La vida es dormir, soñar y despertar. La vida, para algunos, es eso; para otros, no.

-La vida – para otros, que decía el poeta- es mirar, admirar y amar.

Dormir, soñar, despertar, mirar, admirar y amar. Formidable: ¡qué vida la vida de quienes consiguen conjugar y disfrutar a la vez de todo eso!

Leo que Luis Enrique, tras el susto del empate –impensable, no calculado, hasta descortés- del Deportivo en el Camp Nou, no concilió el sueño. No es la primera vez que le pasa eso, tampoco será la última.

-Yo –dijo en otra ocasión Luis Enrique-, sustituyo el sueño por la reflexión.

Benítez, me dicen, reflexiona mucho.

-¿Duerme mal?

-También.

Reflexiono, pues, sobre el “papelón” de Benítez. No acaba de dar con el punto G del Real Madrid.

-Es serio, es estudioso, es inteligente, es táctico, negarle todo eso no es serio – me aseguran por todas partes de él.

Es curioso el fenómeno o factor Benítez. ¿Sin él y con el añorado Ancelotti, estaría el Real Madrid a cinco puntos del Barça en la Liga?

Hay un hecho psicológico. El fútbol es también psicología. El Freud del fútbol fue Helenio Herrera, como tengo repetido.

-De fútbol –proclamaba- sé poco, lo justo; de psicología, más que todos juntos.

Según unas memorias suyas publicadas hace años, el secreto de su éxito fue psicológico.

-A mí –proclamaba- me salva la psicología.

A Ancelotti, por lo que está trascendiendo, también. El fútbol, visto desde el vestuario, es muy puñetero y complejillo. Miguel Muñoz, que duró tantos años como entrenador en el Real Madrid, era también experto en el arte de “dialogar y comprender”.

-Con el jugador, hay que ser cálido y humilde, y hacerle creer, a veces, que el que sabe es él, no el entrenador. Da resultado –sostenía.

Ciertamente, lo del Real Madrid en Villarreal es para coger un trancazo de insomnio. ¿Por qué el Real Madrid, desde que lo “dirige” Benítez, no convence a nadie?

-Ni a la feligresía blanca, ni a FP, ni a Benítez -me asegura enfadada gente de dentro del Real Madrid- . Con Benítez nos hemos equivocado.

Les consuelo:

-La pasada temporada, antes del Mundialito, el Real asustaba y arrollaba. Luego, se agrisó y decepcionó. ¿Por qué no pensar que eso puede pasarle también al Barça esta temporada?

Hay que dormir y soñar y despertar y gritar: “¡Qué vida tan bonita!”

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , ,

Deja tu comentario