Blogs

Mourinho

Cayó Mourinho. El Chelsea, mutado en cigüeña, le ha dicho no. Cae todo en este mundo, antes o después. Vivir es eso: caer antes o después. Mourinho es persona y es personaje. Como persona, es “formidable, cálido, entrañable” para unos; para otros, “narcisista, rasposo como el estropajo, chulo”.

-Yo sólo tengo miedo a Dios – suele proclamar.

Reza todos los días:

- Dios y los míos, mi familia: he aquí mi verdadero mundo en este mundo.

Personaje. Ciñéndome a mi experiencia, , los tres personajes del mundo del fútbol que más me han impresionado han sido Helenio Herrera, don Santiago Bernabéu y Mourinho.

-¿El que más de los tres?

- Los tres lo mismo. Cada uno en su estilo.

Mourinho es inigualable. “Yo creo en el fútbol como juego y como pensamiento”. Sus frases, muchas, con mucha y jugosas sustancia, han hecho historia. Dijo de Guardiola:

-Pep es el entrenador ideal para el Barcelona: es inteligente, catalán y culé. ¿Quién hay con ese “hat trick”.

Como Mourinho, con su talento determinista, sarcástico e irónico, nadie, por supuesto:

-Quien gana tanto como yo, no sabe perder. Yo soy un pésimo perdedor. Vivir es ganar: en el fútbol, en todo.

Siempre, también, filósofo:

-Cada partido es muy complicado, porque la táctica, usualmente, siempre está por encima de la técnica y la estética. El fútbol, pues, da que pensar. A mí me ha enseñado a pensar el fútbol.

¿Es estético, como hombre de fútbol, Mourinho?

- La estética –zanja la cuestión- del fútbol es el triunfo. Para sus seguidores, la estética es el complemento circunstancial del éxito: no es el complemento directo.

Abramovich, amo del Chelsea y amigo de Mourinho, a pesar de haberlo cesado. Otro personaje, Abramovich.

-Si Abramovich me ayudara en mi trabajo de entrenador, seríamos colistas. Si yo le aconsejara en sus negocios, estaríamos en la ruina.

Cuando dijo esto, Abramovich le felicitó enseguida de este modo:

-Casi siempre tienes razón en lo que dices. ¿Piensas las cosas antes de decirlas?

Así definió a Sergio Ramos:

-Es un jugador top, con una mentalidad top y una aportación top.

Ha caído, sin embargo. Pero Mourinho, guste o no, es personaje y entrenador cinco estrellas. Lo que sucede es que la vida no se casa con nadie y es, como el fútbol, también diabólica y putañera.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario