Blogs

Conciencia

El Barça es un crisol de amor, talento y sentido común. Amor: de los jugadores entre los jugadores y de los jugadores al Barça, cuyo escudo (símbolo) lucen y empapan de sudor.

-Jamás me había sentido tan a gusto y dichoso en un equipo. Aquí –en el Barça- todo es alegría –dijo recientemente Neymar.

Talento: como futbolistas, ejecutan muy bien con las piernas lo que piensan.

-Son imprevisibles: de ahí que cuanto se prevea para anularlos sea tan difícil de conseguir.

Otra verdad.

Valdano, que entiende y piensa el fútbol, pondera el amor, el talento y el sentido común del Barça:

-También esta temporada vuelve a estar cerca del triplete..

En el fútbol, a lo sumo, hay errores o mala suerte. En la política, no. El crisol de la política a día de hoy es el desamor, es la Moncloa (símbolo del máximo poder) y la desunión.

-¡Qué pena que sea así!

-Es que es así.

Desamor: no hay manera de que los políticos se quieran entre sí como entre sí se quieren los jugadores del Barça. Cada uno va a lo suyo, y a España, que le den.

-¡Hombre!

-Es que es así también.

Ahora, mofarse de Padrenuestro o de la Religión o de la fiesta de los Reyes Magos, no es falta de respeto, no es ni delito.

-¿Qué es?

-Libertad de expresión

Vuelvo al deporte. El TAD (Tribunal Administrativo del Deporte), compuesto por “siete hombres justos”, ha pospuesto la apertura de expediente a Ángel María Villar. ¿Qué es lo que realmente quiere Miguel Cardenal? Qué se castigue a Villar por “agravio comparativo” o “menosprecio del principio de igualdad”. Quiere inhabilitarlo. Echarlo. Lo que ha demostrado el TAD al demorar su “resolución” es que tiene “conciencia”. La conciencia es el espíritu de la Ley, con mayúscula.

-¿Defiendes a Villar?

-Sí y no. Si realmente ha incurrido en “delito grave”, que lo dudo, que lo inhabiliten. Lo chocante, la paradoja, al comparar fútbol y política, es que en política el delito o la falta grave (pitar el Himno, pitar al Rey, mofarse de los valores o de la tradición) ) es libertad de expresión: ni es delito ni es falta. En el mundo del fútbol, en cambio, el “agravio comparativo” es delito, ¡nada menos!, que de inhabilitación.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , , , ,

Deja tu comentario