Blogs

Liga y Cataluña

El 6-0 Del Barça al Getafe no es sino otro desgarrón a la “democracia de la igualdad”. Todos iguales ante la ley, que se dice, y todos desiguales en la Liga, que se ve.

-O cambiamos el actual sistema, o el actual sistema acaba con la Liga.

Si no fue Maquiavelo, fue alguien de su igual talento el que dijo, más o menos, esto:

-Los hombres valoran y juzgan más por ojos que por la inteligencia, dad o que todos pueden ver, pero no todos comprenden y piensan lo que ven.

¿Qué es lo que uno ve y piensa? Que la Liga ha dejado de ser lo que era, al menos una competición de dos (Barça y Real Madrid), para ser la unigénita competición del Barça

-El Barça avanza con botas de gigante en la Liga, de igual modo que el independentismo catalán avanza, como la arena en los desiertos, granito a granito.

Granito a granito. Frase de no sé quien en la radio, con motivo de la victoria en las urnas de nuevo secretario general de la UGT, de nombre José María Álvarez, un señor que defiende el “derecho a decidir” de los catalanes.

-¿Separatista, pues?

-Sin pues: seguro.

El Barça se sale de la Liga. Se le ha quedado insignificante. Golea a sus rivales sin sentimiento misericordioso alguno. Futbol desconsoladoramente ateo.

-El KO del fútbol es la goleada. La goleada, el KO del boxeador.

Veo y pienso, como digo, que la Liga es la superioridad absolutamente absoluta del Barça, de igual modo que, granito a granito, el separatismo catalán se acerca cada día un poco más a su impedida independencia. “Fuera de España, se vive mejor” (pancarta).

-La Constitución es explícita. Dice…

-Granito a granito, cada día que pasa se la pasan un poco más por debajo de su blaugrana gónada. Y los señores que invocan pasivamente la Constitución como farallón legal del separatismo, mientras, al pairo. Muy al pairo.

La medicina es prevenir. La vida es prevenir. Algo hay que hacer para que la Liga deje de ser bipartidista (Barça y Real Madrid) o, lo que es peor, absolutamente absoluta del Barça.

-¿Puede hacerse eso, igualar más a los tan desiguales?

-Si se quiere, sí; pero si no se quiere, no. Con Cataluña pasa lo que con la Liga Si se quiere, claro que yo seguiré siendo español (nací en Barcelona). Pero si no se quiere, y hasta ahora no se ha querido, granito a granito, Cataluña acabará desespañolizándome y convirtiéndome en extranjero. Lo cual, Señor, que no, que yo quiero seguir siendo, sencillamente, un español que ha nacido en la noble y bella ciudad condal.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , ,

Deja tu comentario