Blogs

Concomitancias

Entre la política y el fútbol hay muchas concomitancias. El fútbol es un juego, como se sabe, y la política, también. En la política, como en el fútbol, hay asimismo cabezazos y cabezonadas.

-¿Cabezonadas?

-La cabezonada de Florentino Pérez, al parecer, del retorno de Mourinho, si Zidane sigue metiendo la pata. Y la cabezonada del obsesivo no de Pedro Sánchez a Rajoy. “Con Rajoy, ni al infierno”. Si hay otra vez elecciones, qué gasto, qué horror, qué disparate, la culpa, ni se dude, será mayormente de Pedro Sánchez.

-¿Por qué de Pedro Sánchez?

-Un político, ha dicho un pensante, jamás debe decir rotundamente ni que sí ni que no a nada gaseoso o discutible, ni a nadie lo deteste o no. Aquel día en que Pedro Sánchez, en la televisión, insultó con tan mal gusto a Rajoy, metió táctica y políticamente la pata hasta el colodrillo. La metió, tácticamente, como Zidane el otro día en Alemania.

-La verdad es que no hay que abusar del no. Es un adverbio negativo y lo negativos es el reverso de lo positivo.

-Problema de Sánchez ahora. Podemos, partido tan peligroso y falaz como el adverbio no, le ha tomado sádicamente el pelo.

- Las izquierdas, en España, entre sí, rara vez se han llevado bien: lo usual es que se lleven como suegras y consuegras.

-Eso es casi verdad. Yo tengo un amigo que era de derechas cuando se casó con su mujer. Se rompió la convivencia al cabo de unos años y él se hizo de izquierdas. “¿Por qué –le pregunté- te has hecho de izquierdas?”. Me contestó: “Porque ella vota al PP. Como comprenderás, no iba a darle ese gusto”. Sigue: el problema, ahora, de Sánchez.

-Que la culpa de que haya que ir otra vez a las urnas, si ocurre -es lo que hoy se cacarea, es mayormente suya. Si antes de aquel insulto televisivo a Rajoy, hubiera pensado menos en él y más en España, España hoy, probablemente, tendría un Gobierno formado por el tridente PP, PSOE y Ciudadanos. La política es convivencia entre contrarios.

No hay que jugar, por lo tanto, con las cosas de comer ni con las cosas que afectan a la convivencia social, económica y futbolera. “Si el futuro es lo que nos queda por vivir” (Rajoy), no jodamos ese futuro, señores Sánchez e Iglesias.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario