Blogs

Estelados

El señor Carles Puigdemont es el presidente de la Generalidad. Este señor, políticamente, no ama ni una pizquita a España. Ha “tuiteado” este texto: “El Barça ha ganado la final de la estelada”.

-Cataluña no es España. Cataluña es Cataluña- rumia, piensa, sostiene, proclama, este señor.

Es su manía patológica e ideológica. Hay españoles -él lo es, le jorobe o no le jorobe; y es de esperar que, por el bien de Cataluña y de España y por el bien de España y de Cataluña, siga jorobándole hasta que vuelva a ser ceniza entre sus cenizas- hay españoles, digo, muy, muy raritos.

-Le corrijo. Más que raritos. A estos españoles lo que les joroba también es tener que viajar por el mundo con pasaporte español.

El señor Puigdemont, alter ego de otro señor, el señor Artur o Arturo Mas, vino a Madrid, al estadio Calderón, no a ver la final entre el Sevilla y el Barcelona , sino a ver la final de la estelada. Le dieron asiento en la primera fila del palco de honor, no sé si a la diestra o a la siniestra de su no amado rey Felipe VI y de su no amada reina Leitizia.

-Me han puesto al lado de éstos –debió de gruñir malhumorado-, qué martirio, querida “Moreneta”. A ver si les pitan, a ver si mis separatistas me dan esa alegría.

Se la dieron. Le dieron, ciertamente, la alegría de una pitada, si bien menos nutrida que la del año pasado. Se quejó mentalmente:

-¿Será que crece el número de desleales y desertores a mí y a mi estelada?

Ganó, claro es, el Barcelona. El Barcelona tiene un presupuesto de 500 millones de euros, qué burrada, sí, mientras que el presupuesto del Sevilla – ¡éste sí que es un equipo español como manda España!- no llega a los 100 millones.

¡Pura miseria, comparada con la europomposidad dineraria del Barça!

Como “fútbol es fútbol”, no debe de asustarnos, tampoco indignarnos, que el fútbol, a la postre invento “capitalista”, que diría Pablo Iglesias, sea como es.

-¡Asquerosamente capitalista, claro que sí!

Si digo que no, voy a perder mi credibilidad. Luego, sí, el fútbol es asquerosamente capitalista y también asquerosamente insoportable sin “esteladas” en los graderíos.

Lo mejor de la final de la Copa del Rey, para mí, es que en el Calderón tanto los forofos ‘estelados’ (algo bueno tienen que tener, menos mal) como los “maravillosos” forofos de la maravilla que es Sevilla convivieron como no son capaces de convivir los socialistas del “estelado” Pedro Sánchez con el PP de Rajoy o con el Rajoy del PP.

-¿Por qué ‘estelado’ Pedro Sánchez?

-Por su “separatismo” de Rajoy.

Fútbol, estelados, políticos, manías, separatistas: España

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario