Blogs

Leganés

Regeneración y fe. La fe, empecemos por ella, es un sentimiento. Con fe no sólo se mueven montañas. Con el poder y el impulso de la fe ha subido el Leganés a la Liga BBVA, que es el Ibex 20 del fútbol.

-¿Y qué va a hacer el Leganés, equipo modesto, entre tiburones?

-No hacer el ridículo, esto de entrada, y aguantar con el entusiasmo de la fe el tipo.

El aforo del campo del Leganés es precario, como los sueldos de muchos españoles.

-España, si hay que hacer caso a los candidatos a la Moncloa, (Iglesias, Sánchez y Rivera y los subtenientes de éstos), es un país precarizado.

¿Por culpa –pregunto- de los políticos?

-Más bien, por culpa de los países fiscales. Ah, si no existiesen los países fiscales…

No se me había ocurrido.

A mí me parece estupendo, de todos modos, que en el Ibex 20 del fútbol haya equipos como el Leganés. Su presupuesto, según leo, no llega a los cinco millones de euros.

-Lo que gana Messi, exagerando, en un mes.

-Y sin exagerar. Pues su papá es muy listo, así que vaya usted a saber cuánto.

El fútbol, para Valdano, es un estado de ánimo; para los forofos, un sentimiento; para los jugadores cinco estrellas, una manera de hacerse millonario en plena juventud; para los millonarios asiáticos y árabes, una inversión divertida y friqui, y para otros, una pantalla de propaganda.

-¿Quién conocía a Florentino Pérez, un suponer, antes de dedicarse a ganar copas de Europa en el Real Madrid?

Gracias a la fe y a la otra efe, la efe de fútbol, Leganés y el Leganés, a partir de ahora, saldrán en los periódicos en letras gordas cada vez que ganen al Real Madrid o al Barça

-¿Cree usted en serio, acaso, que eso puede suceder?

-¿Por qué no? Los milagros existen. ¿Acaso no es un milagro su ascenso a Ibex 20?

El fútbol está viviendo, gracias al dinero de las televisiones, su Eldorado. El dinero lo regenera todo.

-Llámame tonto, dame dinero y ya verás lo que consigo.

El Rayo y el Getafe son también equipos/milagro. El Pontevedra, en su momento, fue también un equipo/milagro.”¡Hay que roerlo, hay que roerlo!”, desafiaban con agresiva fe sus seguidores. Y, en efecto, a veces los roedores de enjundia, contra pronóstico, perdían los dientes intentando roerlo.

El fútbol va a regenerar muchas cosas en Leganés. Dará sustos y alegrías (a sus forofos) y hasta trascenderá su fama allende los Pirineos. Fe y regeneración.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , ,

Deja tu comentario