Blogs

Sorpresón

Vaya sorpresón el sorpresón del Alavés en el Camp Nou. No lo esperaban los jugadores del Alavés, ni los jugadores del Barça.

-Es un partido para aprender, con un resultado para olvidar- filosofa Luis Enrique al final del partido.

Pues sí. Al fútbol le está afectando el fenómeno de la globalización, y sobre la globalización, dicho sea al paso, otro filósofo, Fernando Savater, cuyos libros leo con deleite, opina que “uno puede estar a favor de la globalización y en contra de ella, de igual modo que se puede estar a favor de la electricidad y en contra de la silla eléctrica”.

- La temporada es intensa, no hay más remedio que rotar,

Rotar: he aquí el quid. Luis Enrique, contra el Alavés –vaya sorpresón, reitero- , fabricó una alineación “para salir del paso de este partido leve”, se dijo. A” salir del paso”, en fútbol, se le llama también desdén o despreció. El Alavés, como es natural, opuso al Barça un inexpugnable sistema táctico 5-4 atrás. Es lo que hacen todos los equipos leves

-A ver –pensó todo el equipo vasco- si hacemos de este fortín un Alcázar de Toledo.

Logrado. El Barça, en efecto, no consiguió rendir a los defensores del alcázar vasco.

-Cuando el fútbol sea un juego lógico, aburrirá. Mientras el fútbol sea la insensatez de la sensatez, gustará.

El Alavés, esta es la ciencia matemática, suma en sus tres partidos de Liga dos empates y una victoria. El Barça, ya, una derrota.

-Lo que nos fastidia a los catalanes es que el Real Madrid ha ganado sus tres partidos.

Para los catalanes, la Liga, esta temporada, sigue siendo un cara a cara, o un “pie a pie”, o una “bota a bota”, que tanto monta, entre ellos y los madridistas.

-Con permiso del Atlético de Madrid,¡eh!

Esto de las rotaciones creo que va a traer más de un disgusto. La globalización –invento capitalista, en opinión de pensadores marxistas- ha trastornado, de momento, los horarios del fútbol. El fútbol, antes de la globalización y la televisión, era el ocio de los domingos por la tarde (todos los partidos a la misma hora). Con la televisión, empezaron a distorsionarse los horarios. Con la televisión y la globalización, va a haber fútbol toda la semana a todas las horas.

-La vida es dinero, y el futbol, gracias a la tele y a la globalización, genera mucho dinero.

Es lo que hay. Fútbol, televisión, globalización, rotación, sospresón.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , ,

Deja tu comentario