Blogs

Mayorías absolutas

Mayorías absolutas en la Liga y otro héroe individual, Marc Márquez. Mayoría absolutas: los palizones del Barça, Atlético y Real Madrid a sus rivales de turno.

-En el deporte, qué bien funcionan –me dice un político jubilado, de la vieja guardia de Felipe González- las colectividades y las individualidades. He llegado, en consecuencia, a esta conclusión: si los políticos imitasen a los deportistas, como la naturaleza imita al arte, qué bello sería ser político.

Ser político hoy, en España, ciertamente, no tiene nada de bello. No es bello lo que está ocurriendo en el PSOE, no es bello que haya políticos (Unidos Podemos) que, con tal de llegar a la Moncloa, vendan al “independentismo” la palabra de que, si ganan, contarán con ellos. No es bello que a un ladrón de guante negro (paro, desesperación…) lo enchironen sin tantos trámites, mientras que los ladrones de guante blanco siguen respirando el aire de la calls y yendo al cine y al fútbol.

-España es así. Parece que siempre ha sido así. Lean a Quevedo, si no me creen.

El Barça, el Atlético y el Real Madrid son “las mayorías absolutas” de la Liga. Gustan, son poderosos, golean. La gente lo pasa bien.

-Serán las hinchadas de esos clubes, no las hinchadas de los goleados Deportivo, Granada y Betis.

La Liga, mientras no haya una revolución de “igualdad y fraternidad” (casi imposible), seguirá siendo lo que es: dos o tres equipos compitiendo por el título (los de casi siempre), Ciudadanos, esto es, el “centro” de la tabla, y los que pugnan por no bajar. Tres categorías, como los ferrocarriles de antaño: primera, segunda y tercera.

El “milagro” sigue siendo el Atlético de Madrid.

-Ese club -según mi amigo Hernán San Pedro- que ficha jugadores jóvenes para revalorizarlos.

-Lo contrario –le replico- que hace el Real Madrid, que los compra ya manufacturados, ,revalorizados.

-Dinero llama a dinero.

Verdad incuestionable. Fuera de España, hoy, algo de esto que resumo aquí se comenta también. El fútbol es, si así se quiere, otra forma de hacer política: la hace con goles y diversión, no con urnas y políticos que, democráticamente –qué paradoja- se llevan como descendientes de Caín y Abel en perpetua discordia y pugna de envidias e intolerancias estólidas

A ver, esta semana, que hacen nuestras “mayorías absolutas” en la Champions. Y a ti, Márquez, la admiración unánime de todos los españoles. Eres, en efecto, “El Otro Nadal”.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario