Blogs

Un experto

La democracia, como se sabe, es una pugna entre los que no se quieren ir y los que quieren que se vayan.

-Hay, sin embargo, excepciones. Hay quien sí se quiere ir: Miguel Cardenal.

Miguel Cardenal, doctor en Derecho y profesor, ha sido casi cinco años “el jefe” del Deporte.

-Nunca –ha reconocido emocionadamente en su adiós- volveré a tener un trabajo tan bonito.

Le creo. El Deporte, con mayúscula, es el ocio, el ejercicio y el trabajo, las tres cosas, más gozoso de la Existencia. .

-No el que más, sino uno de los que más. Hay muchos trabajos bonitos. No hay que exagerar.

Acepto la matización. Ser político es muy difícil, lo hagas de rechupete o lo hagas como lo hagas.

-El humorista Jardiel Poncela –me recuerda al respecto un amigo- escribió que si le dieran a elegir “entre su suegra, que es un bicho, y su suegro, que es político, elegiría a su suegra”.

Los políticos, por lo que sea, no tienen, en general, buena prensa. En esas encuestas de calificación de políticos nunca he leído a ninguno siquiera con un notable. La mayoría ni aprueban. Alguno, con suerte, roza el cinco pelado.

-El cinco es la matrícula de honor del político.

Según las encuestas, sí.

Miguel Cardenal, leo, se va de “motu proprio”. Se siente desgastado. Mi duda: ¿se va o quieren que se vaya?

-El ministro Méndez de Vigo, al parecer, quiere acabar con los “enfrentamientos”. Méndez de Vigo, a pesar de ser político (lo es ahora), cree que el político debe tener un conocimiento sólido de la historia y de la economía y un espíritu dialogador y conciliador en economía, en historia y en todo. Detesta el “no es no”. Y el “aquí se hace lo que yo hago, legislo o digo”.

Miguel Cardenal se llevaba –ya en pasado, en cuanto que se ha ido o le han dicho que se vaya- con el presidente de la Federación de Fútbol, Villar, y con el presidente del COE, Blanco (con éste no tan irasciblemente) entre regular y mal.

-Más bien mal.

Hay un dicho que lo tengo en mi vademécum: la tierra para quien la trabaja; y los cargos, en política, para quienes lo merezcan por preparación, experiencia y formación. ¿Se imaginan a CR7 de ministros de Hacienda por la elemental y huera razón de que va a ganar 250 millones de euros en el Real Madrid a partir de ahora?

-¿¡Por un año!?

-¡No sea usted bruto! Por los próximos cinco años, uno detrás de otro.

-Qué brutalidad, de todos modos.

Eso es también relativo.

Lo que quiero decir es que el ministro Méndez de Vigo debería elegir para el “cargo” que acaba de dejar vacante Miguel Cardenal un deportista que ame el deporte sobre todas las cosas, sea o no político, le guste o no la política. Un experto en Deporte, vaya.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario