Blogs

Luis Enrique

Hay a quien le gusta cabrearse. Vivir cabreado. O simular que lo está.

-Eso es relativo, Pues hay quien, biológicamente, nace cabreado. Le va bien en la vida, la vida le sonríe y, sin embargo, vive cabreado.

Como me lo dijo un psicólogo de enjundia, me lo creo. Me lo creo porque al respecto hay personas que son así : Luis Enrique. Yo no sabría decir si Luis Enrique, como parece, es alérgico a los periodistas.

-Me importa tres narices ganar –declaró ayer -. Ganar es importante para la moral de los jugadores. No para mí.

Luis Enrique, previamente meditadas o no, es un fabricante de frases.

-A mí me va la adversidad. Soy así de gilipollas –ha soltado también recientemente.

¿Hace las frases por razón de notoriedad, sencillamente porque se le ocurren de pronto? No lo sé. Pero Luis Enrique, se le nota, no está a disgusto entre periodistas, aunque se piense y se escriba lo contrario.

-Un entrenador es más que un entrenador –proclamó en otra ocasión-. Un entrenador es un líder.

Líder: en esto le asiste toda la razón. Coincide con Mourinho:

-Un vestuario es un “grupo” de gente muy heterogénea y difícil de conducir. Si no les demuestras que eres “mentalmente” mejor que ellos, fracasas.

El fútbol, como repito, tiene muchos puntos de contacto con la política, psicológicamente. ¿Qué es una masa de votantes? Una masa heterogénea, también.

-Para que te vote, tienes que convencerla y para convencerla hay que ser líder. Felipe González era líder: convencía por su labia, por su empatía, por su manera de argumentar. Hay quien vota eso, en vez de votar a sesudos. Como hay quien vota al que, sin más, le cae simplemente bien porque le cae bien, derroche simpatía o cabreo.

Cuando esto oí a quien se lo oí, me dije:

-La verdad es que el ser humano, ciertamente, es: raro, paradójico, guillado, sorprendente.

Como Luis Enrique. ¿Le va la adversidad? En absoluto. ¿Es un gilipollas? Absolutamente no. ¿Sabe por qué dice lo que dice? No se dude: es sabio, psicológicamente, en eso.

Otra frase suya:

-Si ganasen siempre los mejores, el fútbol sería aburrido.

Razón que le sobra. Con sus frases, él trata, en efecto, de que el fútbol no aburra.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Tags: , ,

Deja tu comentario