Blogs

Efímeros

Vapuleado otra vez, y de qué manera, el Barça. Efímero todo en el fútbol.

-¿Qué no es efímero?

Eso, eso quisiera saber uno. El Barça, hace unos días, era antológico.

-Qué bello es el fútbol del Barça – exclamaba admirativamente un futbolista de PSG.

La vejez es un síntoma de que se ha vivido y de que se está dejando de vivir. ¿Viejo ya, acaso, el Barça? ¿Achacoso ya el Barça del mejor tridente del mundo? ¿Caducado ya quien hace sólo un par de semanas era antológico?

-¡Estuvimos nefastos!

Nada de benignidad en esa sentenciadora frase de Luis Enrique, ayer. Como tengo escrito, el talento del entrenador, casi siempre, lo evalúa el talento de sus jugadores.

-Vale mi talento la materia gris del talento de mis jugadores.

¿Qué a quién se le ocurrió eso? A Kubala, que era inteligente jugando al fútbol e inteligente dirigiendo a la selección de España.

-Yo no soy inteligente -sostenía también-, yo lo que tengo es experiencia.

El español, se dice, es ineluctablemente extremista en sus emociones y “sentires”. Y también ineluctablemente nostálgico.

-Y efímero como consecuencia de ser así.

Revolcón, desastre, palizón: así califican/ven los periódicos el 3-0 de la Vecchia Signora al antológico Barça.

¿Remontará el Barça este 3-0 como superó el meneo en París del PSG?

Esta vez –reconoce hasta Iniesta- será muy difícil. La Juve tiene mucha picardía y experiencia.

¿Por qué no, de todos modos? Hay que ser en fútbol como es en política Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida y “comunista nostálgico”.

-El marxismo –predica- es una luz que nos permite entender mejor la realidad.

No seamos ardientemente nostálgicos de lo que ha dejado de ser, y no seamos tampoco flácidamente efímeros de nuestras emociones. Entre el Barça antológico y el Barça zurrado, pensemos: “Los milagros existen y se repiten, también en fútbol”.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario