Blogs

Trío

La Champions League es el objetivo prioritario, preeminente, del Barça, del Real Madrid y del Atlético.

-Este año, a por la Champions, y en el Metropolitano.

Otros dicen Wanda, yo prefiero decir Metropolitano (suena más español y tradicional), como Enrique Cerezo.

-Esa linda Copa.

Messi la ha bautizado así, con dulzura argentina.

-Es que toca, este año –desafía- es que toca ganarla.

La Champions League es cosa del Real Madrid desde casi siempre y muy especialmente desde que Florentino Pérez, a lo Bernabéu, se hizo fan de la consecutividad.

-Me gustaría –sueña Florentino- igualar la cifra de don Santiago (cinco Copas consecutivas).

La ambición deportiva es más sana que la ambición de dinero. No obstante, la Champions League, como se sabe, es exquisita y generosa fuente de dinero.

-La Champions League es capitalismo –me matiza un empresario capitalista.

Pienso que sí. Libre mercado y capitalismo son la misma cosa. La Champions, sin embargo, da muchas cosas a la vez: dinero, fama, respeto, admiración.

-Gracias al Real Madrid –presumía Raimundo Saporta, aquel cerebro de don Santiago, “mi otro cerebro”, decía don Santiago-, todo el mundo sabe señalar en el mapa donde está España.

Los tres: Real Madrid, Barça y Atlético, han empezado francamente bien la Champions League.

-El Barça, este año, va a ser adversario inquietantemente temible: no sólo por Messi. Coutinho y Dembélé mejoran “artísticamente” día a día.

La observación no debe caer en saco vacío.

-El Real Madrid, en cuanto el engranaje colectivo empiece a funcionar, va a ser también un peligro colosal –me apunta otro opinante.

El Atlético, de momento, es la “Cenicienta” del trío.

-Las apariencias engañan – sonríe Simeone.

Una cosa está clara: quien empieza bien, casi siempre acaba muy bien. Sonríamos con espíritu competitivo.

Comparte el post:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario