Blogs

Archivo de la categoría ‘Alberto Contador’

Voluntades de honradez y orgullo

Lunes, 10 Septiembre 2012

Alberto Contador. Ayer,tras ganar la Vuelta a España:”Cuanto más me cuesta el éxito,mejor me sabe”.Napoleón admiró en el español su “voluntad de lucha”,y Stendhal dijo de España que era el último país de Europa con carácter,y ya hoy,en nuestro convulso siglo de euro y paro,Ángel Merkel no discrepa  de Napoleón ni de Stendhal:

-España siempre me ha parecido un país de mucha voluntad.

Voluntad.He ahí,tal vez,la clave.Se ha cerrado la semana con dos exhibiciones de voluntad.En el deporte,claro es.Alberto Contador ha demostrado que el ser humano no es una pasión inútil,sino una pasión esencialmente voluntariosa.Alberto se ha rehecho psicológica y profesionalmente en la Vuelta a España con la medicina del “talento de la voluntad”,contradiciendo el pensamiento (de no recuerdo quién) de que el talento es superior a la voluntad veces.Relativo este pensamiento.

Querer no siempre es poder,es cierto,pero la vida es no renunciar jamás al querer,al “quiero,quiero,quiero,y no me dejo vencer”.

La Vuelta a España,gracias a tres españoles con carácter de voluntad,”Purito”,Valverde y Alberto,ha sido sencillamente formidable.Tres mosqueteros de la voluntad sobre pedales,a la vez que tres caballeros.Los tres,entre sí,se han elogiado.¿Celos entre ellos? Claro que sí,pero sin inquina,sin desamor.El deporte en España,y lo subrayan también ,curiosamente políticos de la Unión Europea,es un espejo de  virtud.

-Hagan los políticos lo que hacen sus deportistas -se oye cada vez con más fuerza en la calle.

Eso.Háganlo,en lugar de estar  tirándose  piojos los unos contra los otros,casi a diario

-Que España más piojosa estamos construyendo.

La frase la soltó el otro día un español anónimo,de esos que opinan por teléfono en la radio.

David Ferrer.Otra voluntad tersa y furiosa.Nunca cede,nunca se entrega,jamás dobla la rodilla de su titánica voluntad.El primero en admirarlo,Djokovic:”Qué incomodo y temible rival es siempre”.

Loados Alberto y David,voluntades de honestidad,de honradez,de orgullo.

El imputado

Mircoles, 1 Junio 2011

Ser ciclista, desde hace años, es algo así como vivir, zarzueleramente, a la sombra de la sombrilla de una imputación.

-¿Qué es usted, ciclista o imputado?

-Las dos cosas, las dos.

El ciclismo es un gazpacho de siglas incoherentes, recelosas y desavenidas. La FEC, la UCI, la TAS, la AMA y la mamá que las parió. Probablemente se me ha quedado enganchada  entre  las teclas del ordenador alguna otra sigla más o menos pija , puritana y bastarda.

El Tour es la crema de la crema del ciclismo, también el mejor anuncio de la dulce, verde y luminosa Francia. Yo sé de gente que  ve el Tour por el paisaje, no por los ciclistas.

-¡Qué bosques tan bonitos y qué hermosamente  brillan adornados con esos chicos de colorines en bicicleta!

El Tour sin Alberto Contador es como el Barça sin Messi. Contador, como ha resaltado Esperanza Aguirre, es un fuera de serie por su fe. Sin esa fe densa y granítica, en efecto, Alberto, pim, pam, pum de las siglas, ni que fuera una pelota de tenis en lugar de un pedaleador, hace tiempo que no existiría  (como ciclista, claro). Alberto, allí donde pedalea, gana deslumbrando, y hasta el mítico Hinault, hace unos días, ha dicho que es  ”el mejor entre los mejores” y que el Giro que ha hecho es el Giro de un titán.

El director del Tour quiere a Contador en la carrera, la puritana ministra gala del Deporte (saltandose la presunción de inocencia) no lo quiere. La UCI quiere cortarle los pies,ahorcarlo, vaya, como ciclista, y todo por algo, la pizquita de la  pizquita de una pizquita, todavía por ver y sustanciar.

Me encantaría que Alberto se recuperase físicamente de aquí a julio, participase en el Tour y éste fuera  a la vez el  ”spot” de la bella Francia y de la belleza atlética de nuestro compatriota.

Alberto Contador

Mircoles, 16 Febrero 2011

La ley es laberíntica; si no lo fuese, apenas habría pleitos. No hay que olvidar tampoco que la ley tiene sus leyes: “Es dura la Ley, pero es la Ley” (Derecho Romano). O: “Tantas opiniones,tantos hombres. Cada uno con su propia ley”. O, finalmente: “La Ley no polemiza”.

Caso Alberto Contador. Ha sido absuelto por la Federación Española de Ciclismo, pero no por la UCI. El partido de ida, en casa, en términos  futbolísticos, lo ha ganado Alberto. Queda ahora el partido de vuelta en el “terreno” de la UCI.

Resumiéndolo, este es ahora el panorama:

a) El  Reglamento de la UCI  castiga inexorablemente los positivos por clembuterol independientemente  de la sustancia -poca  o mucha- que se detecte en la muestra

b) Alberto, según los análisis,ingerió clembuterol. Una pizca -matiza el análisis-, pero la ingirió

c) Alberto jura y perjura que él es inocente, que él ignoraba que hubiera clembuterol en el solomillo causante de su drama  ¿Por qué no creerle?

c) ¿Le creerá la UCI? Esta es ahora la cuestión.  Nadie lo sabe, salvo la UCI; y la UCI, por lo que hoy leemos en los periódicos alemanes, italianos y franceses, es inmesericordemente estricta: es dura la ley, pero es la ley

d) Negligencia. Dice un aforismo chino que no son las malas hierbas las que matan los trigos, sino la negligencia del agricultor. Las leyes andidopajes, desgraciadamente, no contemplan como eximente o argumento de inocencia la negligencia. Argumenta  Contador: “¿Cómo podía saber yo que había clembuterol en el solomillo?”.Eso es verdad.Como también parece que es verdad que Contador de negligente, nada. Sin embargo, la ley es la ley, y su desconocimiento no exime de su cumplimiento: otra ley, como ven

e)  Caso enrevesado, pues. Y mucho. Agrava finalmente el nudo gordiano que donde la Federación Española de Ciclismo  anunció  en un principio un año de sanció  luego, rectificando, ha dictado absolución, “poasiblemente por presión  política: ZP, Rajoy y otros”.

Hay, sin embargo, algo tremendamente  injusto, y es que no se debe  sancionar por negligencia “sin pruebas” , no se debe ignorar  y maltratar la presunción de inocencia y no se debe imponer la misma “cantidad” de  castigo a quien ingiere pizcas de sustancias dopantes que a quien se le sorprende cogorza perdido de sustancias que te ponen la sangre y los músculos a 300 por hora.