Blogs

Archivo de la categoría ‘Ancelotti’

El jaleo de Florentino

Lunes, 25 Mayo 2015

El jaleo del cese o no cese, más bien del cese, de Ancelotti, ángel caído de Florentino Pérez, ángel amado por todo el mundo, según sondeos y encuestas, menos por el dios del Real Madrid, o sea Florentino Pérez.

-Florentino –le digo a quien se lo digo-, de demócrata nada. El pueblo -jugadores, aficionados, madridistas- quiere a Ancelotti, el pueblo está con él.

-Lo sé –me contesta quien se sabe de memoria el carácter de FP-. Pero el presidente del Real Madrid –me matiza- es hombre de ideas ontológicamente fijas. Ancelotti le ha defraudado. Lo respeta, pero aun siendo como es, técnico probo y probadamente contrastado, y caballero, Ancelotti, esta temporada, ha “pecado” mucho.

Detrás de un hombre como FP, listo, probo y contrastado empresario, hay siempre otro hombre igualmente probo. Don Santiago Bernabéu tenía detrás de él a Raimundo Saporta.

-Oye, Raimundo, dame tu opinión.

Saporta se la daba y don Santiago, salvo excepciones, le hacía caso.

-De fútbol –sostenía don Santiago- no sabe nada, pero sus opiniones son siempre convincentes. Piensa muy bien.

Al parecer, el Saporta de FP es José Ángel Sánchez, a quien tengo el disgusto de no conocer.

-Pues en lo suyo es competente. Muy fiable.

A día de hoy, o en el momento en que esto escribo, Ancelotti no ha sido destituido todavía. ¿Hace bien, acierta FP, destituyéndolo? ¿Comparte el señor Sánchez el férreo criterio de destitución de su presidente?

-Seguro que sí.

Pues sí, entonces. A ver si nos enteramos de una vez por todas. Florentino Pérez, como todos los triunfadores, duda nada de sí mismo.

-Si no fuese como soy –parece que piensa-, no sería el que soy.

Como todos los triunfadores, es autoritario.

-Mi autoridad es responsable –parece que piensar también-; no sería el que soy, si no.

El pecado realmente mortal de Ancelotti fue no eliminar a la Juventus. Lo escribí, se lo dije por escrito:

-Ancelotti, acabas de ponerte la soga al cuello. Esto no te lo perdona FP.

FP tiene clavada en la soberbia de su corazón –la soberbia, ojo, a veces es motivadora, no siempre es pecado- que es el presidente, en la historia del Real Madrid, que más títulos ha visto ganar al Barcelona.

-Y eso, duele, eso duele mucho.

Ancelotti, adiós. Y a ver quién te sustituye. El Real Madrid no es un proyecto de equipo, es el proyecto de Florentino Pérez, cada temporada, con la guinda de un fichaje asombroso para tapar bocas críticas.

Chicharito

Jueves, 23 Abril 2015

Chicharito: he aquí el hombre. He aquí el “reserva” opaco. He aquí el autor del gol que ha abierto la puerta de la semifinal al Real Madrid. Chicharito estaba pero no existía, o existía y apenas se contaba con él. Chicharito, sin embargo, y por eso lo trajo quizás el Real Madrid, es puro nervio de área.

-¿Un ariete a la vieja usanza?

-¡Pues sí! Un Villa. Villa, ¿lo recuerdan?, olfateaba el gol. Era lo mejor de él.

El fútbol es instinto y olfato. Casillas, “un bajito” ágil y con reflejos raudos entre los palos, se lo debe todo, o casi todo, al “gen” del instinto.

-Eres, Casillas, puro jamón de instinto.

Le dijeron en cierta ocasión. Gen o jamón de bellota, qué más da.

Chicharito ha amortizado su coste en un solo partido. Gracias a su gol, respira sin angustia Florentino Pérez, gracias a su gol ha sosegado su entramado nervioso Ancelotti, gracias a su gol quizá el Real Madrid llegue a la final de la Champions y la gane.

-Y entonces, claro es, quizá Ancelotti y Florentino le digan a Chicharito: de irte, nada; tú no te vas, tú sigues con nosotros.

Ni Rato – qué cansino y vengativo empieza a oler lo de este señor-, ni Montoro – qué cansino también lo de este otro señor-, ni la “peste del fraude” –qué hedor la de esta plaga, también- nublan el éxito de Chicharito.

-No era nadie. Ya es astro. Chicharito hace historia para su currículo y para el currículo del Real Madrid. Dos pájaros con el tiro de un solo gol.

Ser sabio. ¿Qué es, en fútbol, ser sabio? ¿Fue sabio Simeone, tan sabio, al sustituir a Griezmann, el goleador rojiblanco, por Raúl García? ¿Fue sabio Ancelotti eligiendo para la titularidad a Chicharito en detrimento de Jesé? No soy juez, Dios me libre. Ni sabio. Soy, como todo “bicho” racional o irracional viviente, espectador de lo que ocurre.

-Y como espectador, ¿no cree que en esta ocasión el Atlético planteó el partido con sobredosis de miedo?

-No lo sé. El partido lo único que ofreció fue incertidumbre, la emoción de la incertidumbre. Calidad de fútbol, poca. Pero ya dijo quien lo dijera que el fútbol es también el dilema de la incertidumbre y del gol.

Chicharito, en fin, repito, era el “fichaje opaco” que escondía el Real Madrid para este partido con el Atlético. El día de San Jorge, el día de Chicharito. Libros, goles.

Ser rico

Lunes, 20 Abril 2015

Rico, que dice el proverbio, no es el que más tiene, sino el que menos necesita. El ser muy rico, contra lo que pueda pensarse, a veces genera insoportables quebraderos de cabeza.

-E insomnio.

El Real Madrid es un club muy rico, con millones de seguidores en los cinco continentes. Allí donde usted vaya como turista, usted encontrará gente empedernidamente devota del Real Madrid. El Real Madrid, por rico y porque como rico puede, goza también de una plantilla de jugadores rica en talento.

-Mi problema, a veces, es elegir: quitar para poner y poner a quien quisiera quitar.

Se le ha escuchado en tímido susurro en alguna ocasión a Ancelotti. Ahora mismo, uno de sus debates consigo mismo en noche de insomnio es cómo despejar la duda de alinear juntos a Isco y a James sin perjudicar a Bale.

-A Isco – masculla cerebralmente Ancelotti- le gusta lucir su fútbol bonito, que embelesa a la clientela del Bernabéu

-¿Y a quién no, Ancelotti, a quién no con buen gusto, Ancelotti?

Ancelotti, sin embargo, pertenece a la escuela de Luis Aragonés: la escuela de ganar, ganar y ganar, que es la escuela de quienes saben que si , como entrenador no se gana, por muy exquisitamente esteta que se sea, hay que dedicarse a otro oficio.

-A mí me ha arruinado la vida mi sentido artístico del fútbol –me comentaba recientemente un buen entrenador en paro.

James es también de la escuela del gol. El fútbol es gol. Y a James se le da el gol. Lo lleva en sus genes. James es de los que practica el fútbol de dos más dos, igual a cuatro, o sea a gol. Para James, el regate es un medio, no un fin. No le gusta “adornarse”, si bien a veces se adorna muy bien, pero sólo como medio o camino para alcanzar el fin del gol.

-Cada vez que hago gol, no sé, siento dentro de mí un placer muy dulce, un placer que sólo siento cuando hago gol - confiesa.

Isco es futbolista más bien barroco. Le puede el barroquismo del adorno. Negarle ese talento sería necedad.

-¡Ole, Olé y Olé! – han celebrado así, con exclamación torera, en el Bernabéu seducidos sus requiebro con el balón en los pies .

Queda Chicharito. Otra pena su desaprovechamiento. A mí me gusta Chicharito. Vive el fútbol, siente el fútbol y sabe fabricar fútbol. Y todo eso lo ejecuta con oficio e inteligencia.

-O sea: el problema del Real Madrid es que es un club rico, con jugadores excepcionales.

Y de de ahí el martirio de alguno de ellos y de Ancelotti. Ser rico, como ven, es problema a veces, también.

Cristiano Ronaldo acojona

Lunes, 6 Abril 2015

Abril, aguas y partidos de fútbol mil. La figura más figura de hoy en Europa y en otras partes del mundo es Cristiano Ronaldo.

-El monstro del lago Ness del fútbol, Ronaldo Acojona.

Cinco goles es algo así como si en el lago Ness de la política un partido político, el que sea, llega a la Moncloa goleando como Ronaldo. Más que con mayoría absoluta, con mayoría aplastante.

Acojona, acojona el portugués. Yo no sabría decir si es el pie o es el ánimo lo que tiene aquejado Messi. Sin Messi, el Barça tiene poco que hacer: de ahí que el Barça esté también aquejadamente acojonado.

Es curioso esto del fútbol. Si no fuese por lo singular, estrafalario y versátil que es, seguro que no sería el rey de los deportes.

-Prefiero – filosofa el sensato Ancelotti- ganar nueve partidos por uno a cero, que uno por nueve a cero.

Ancelotti “enamora” a los no forofos, a la gente de “centro”, por su talante equilibrado, reflexivo, distante del sarampión demagógico. Casi siempre piensa antes de hablar:

-En los puestos ejecutivos expuestos a la crítica de los medios, hay que templar el ánimo, no sobrecargarlo de estrés.

Estamos, como se sabe, en la recta final de la Liga, y en fútbol, en las rectas finales, sin curvas, hay quien se la pega también a veces. El batacazo de una derrota en la recta final descalabra a la vez ilusiones y títulos.

-A partir de ahora –dijo el otro día Luis Enrique-, es el ahora lo que me preocupa.

O sea, lo de Simeone, solo que vez de “partido a partido”, “ahora”. Llega más a la calle lo de “partido a partido”.

Viendo al Barça contra el Celta, contra el que tanto sufrió, y viendo a Piqué, otra vez en redonda plenitud de forma, y viendo el gol de Mathieu, me dije:

-Es verdad: hay partidos que los ganan los defensas y no los delanteros. Piqué evitó tres goles del Celta. Mathieu, hizo el gol del triunfo del Barcelona.

¿Quién se impondrá a quién en la recta final?

-Como Messi no supere su alifafe en el pie y Ronaldo siga siendo el monstruo de la Liga, pues…

Eso: un pues entre interrogantes. Qué bonita es la primavera y que bonita es la Liga con rectas finales tan primaverales como la de este año. No decae la pugna del combate Messi- CR7. No decae y que no decaiga.

El gen prioritario

Lunes, 23 Marzo 2015

La urna es la portería de la política y la portería es la urna del fútbol, de igual modo que el gol es la papeleta de la urna y la papeleta es el gol del fútbol. A la misma hora, casi, jugaba en Andalucía Susana Díaz, que ganó, y jugaba el Real Madrid en el campo azulgrana, donde perdió.

-Al Barça le han entrado dos papeletas; al Real Madrid, sólo una.

Mascherano, al final del partido, filosofó:”Fútbol es todo”. Exacto. El Real Madrid, en el primer tiempo, hizo un fútbol más peligroso y lúcido, pero sin suerte; el Real Madrid, antes del descanso, incluso acojonó a la familia azulgrana.

-Los tengo en la garganta.

Traslucía ese pensamiento la expresión de la cara del presidente del Barcelona, el muy honorable señor Bartomeu. Qué incomodo tiene que ser para el presidente del club anfitrión, por cierto, tener que aguantar durante noventa minutos a su lado al presidente del equipo visitante. Hieráticos los dos. Horrible.

-¿A qué sí, señor Pérez, a qué sí señor Bartomeu?

-Pues sí.

El Barça tuvo más suerte. Como escriben hoy los críticos, merecieron ganar los dos. Los dos manufacturaron papeletas de gol. Mascherano, que habla casi siempre sin pasión, dijo al final del partido :”Hemos encontrado el camino, pero falta una eternidad”. O sea: el Barça, tras la derrota ante el Málaga-¡qué fiasco, qué susto!-ha sumado siete victorias consecutivas: el buen camino. El Real Madrid, en cambio, no está en el buen camino: sólo ha ganado –contra el Levante- uno de sus cinco últimos encuentros. Pero, en efecto, pare el final de la Liga falta todavía la eternidad de diez jornadas. .

Ancelotti, como siempre, señor. Gustará o no gustará esa dimensión del carácter del italiano, no lo sé, pues en la viña del fútbol hay opiniones tan diversas como contrapuestas, mas lo innegable es que Ancelotti “es un señor muy bien educado. Jamás se sobrepasa; siendo un hombre de fútbol qué estilo tan antifútbol el suyo. Me encanta” (de una señora, esposa de un diplomático, más amante de la ópera que del fútbol). En mi sentir es indiscutible que hay que ser muy señor para manifestar esta objetividad:” Somos dos equipos de muy alto nivel. Los dos hemos merecido ganar. Ha ganado el Barça, bien por ellos”.

Suscribo la opinión de Mascherano: falta una eternidad. Aplaudo el estilo de Ancelotti: los dos merecieron la victoria. Pero, como se sabe, el gen prioritario del fútbol es el gol.

Modric y el día 22

Lunes, 16 Marzo 2015

Donde hay equilibrio y armonía, hay belleza. Un equipo de fútbol es también la belleza de su armonía y equilibrio. Como no soy sabio, nunca me he avergonzado de preguntar a los sabios en fútbol.

-¿Qué le pasa al Real Madrid? – le pregunté recientemente a un laureado en fútbol.

-Es un equipo desestabilizado – aseveró.

Asistí con este sabio el partido del Real Madrid con el Levante. Acabado el partido, me aleccionó con este juego de palabras.

-Modric ha estabilizado al desestabilizado Real Madrid.

El Real Madrid tiene a esa troika asombrosa de CR7, Bale y Benzema, pero esa troika, desde que empezó el año2015, no daba pie con balón. No daba con el balón dentro de la red.

-¡Con lo que cobran, con lo envidiado que es el Real Madrid por tenerlos, por lo envidiado que son ellos por la suerte de jugar en el Real Madrid…están de pena! –era lamento generalizado.

El lamento, a veces, es una forma más o menos racional o irracional de razonar. El croata Modric, físicamente, es poquita cosa: algo alfeñique. Pero Modric alberga en el coco de las neuronas y en el coco milimétrico de los pies muchas virtudes. Sabe hacerse valer. No hace falta esperarlo, está. Y se nota que está. Cubre espacios, sube y baja, trabaja con ahínco (no como el aburguesado Bale, que al fin ha resucitado como goleador gracias en parte considerable a Modric. Modric intervino en la manufacturación de los dos goles del croata).

-Modric vigoriza y abrillanta con su talento la muy hiperfamosa personalidad de sus hiperfamosos compañeros.

El fútbol es así. El fútbol no santifica a todos con el mismo rasero. El gol, para el fútbol, es más importante que el que los prepara. Modric no hace goles, pero hace equipo

-Así como el Barça es más que un club, el Real Madrid es más equipo con Modric.

Mi sabio tiene razón. Claro que sí. El Barça llega a la fecha de “alerta roja” (para el Real Madrid) del próximo día 22 con dos lideratos: el de la Liga y el de Messi, en el Pichichi.

-¿Crees que el Real Madrid con Modric puede darle el gran susto al Barça en su campo?

-Sí. Puede dárselo. No hay que olvidar que el Real Madrid es gestador de gestas: es uno de los blasones de su currículum-me recuerda mi sabio.

Si bien, agrego yo ahora en mi sentir, que para gestar otra gesta, el Real Madrid deberá jugar con más velocidad y pugnacidad. Con Modric, es más equipo, incuestionable; pero para volver a ser el que fue en el último trimestre del año pasado, el Real Madrid necesitará más vapor, luego más caballos, en las calderas de su ánimo.

Es bueno que duden

Mircoles, 11 Marzo 2015

Bien, sí, caótico, que esto de ganar al Real Madrid en su estadio de laurel y gloria hacía años que no ocurría, “qué vergüenza” (CR7), verlo para creerlo, pero, sí, testigo multitudinario de la humillación todo el estadio, que el todo Madrid madridista estaba allí, restregándose las lágrimas de los ojos del orgullo herido por un adolescente e insignificante equipo del fútbol alemán.

-¡Pero qué le pasa a este Madrid ¡ No está, no existe, no aparece, está tanatorial.

Era la cabizbaja pregunta del madridismo perplejo.

-Lo siento –se excuso con nobleza Ancelotti ante los periodistas.

Ancelotti y la baraja de ases y reyes (en el Real Madrid, dada su jerarquía, no hay sotas ni caballos),todos tan bien pagados ,todos tan famosos, todos tan loados ,han sido goleados, ¡coño, por cuatro a tres, eso es un puñetazo de KO¡, por el prometeico y bien cohesionado Schalke 04.

-Lo siento.

Vale, Ancelotti, pero explíquese, ¿quién o qué está fallando en el equipo? ¿Es usted? ¿Son los jugadores? Es que si es usted, usted debe de saberlo. Y si no es usted y son ellos, los jugadores, usted debe de saberlo también. ¿O no?

-El Real Madrid es un pedazo vertical de torre, una de las babélicas torres del futbol europeo. Cuando una torre se viene abajo, es por algo. Ese algo es el que hay que descubrir. Y explicar –oigo.

El adjetivo de catástrofe es sólo un adjetivo, y “el adjetivo es trampa”, que decía Azorín. El adjetivo, a veces, es un ronquido, Un sonido gutural, exclamativo, que no explicativo.

-¿Cómo están los ánimos en el cuerpo ejecutivo, esto es, en el cuerpo de Florentino y en los cuerpos de sus asesores y compañeros de consejo directivo- he tratado de averiguar.

-Chafados, preñados de dudas –me han contestado.

Dudan, luego son inteligentes. La duda conduce al examen, y el examen, casi siempre, lleva a la verdad. ¿Cuál es la verdad de este Real Madrid enfermo, pálido como la princesita del cuento? Eso es lo que hay que averiguar. Pues seguir machacando lastimeramente en el clavo de lo mal que juega el Real Madrid a nada conduce. Que juega mal, es obvio, y obvio es también el hecho de que antes de enero del año en curso jugaba de rechupete.

-Contra este Real Madrid del binomio FP- Ancelotti va a ser difícil que pueda hacer algo el Barça del “desencantador” Luis Enrique –me confesó una gargantilla azulgrana.

Para que vean lo cabrón que es el fútbol. El “desencantador” Luis Enrique, encantando, y el encantador Ancelotti, desencantando.

Hoy es hoy. Mañana es mañana. Fútbol es fútbol.

Muerto Franco, ¿a quién culparía TV3?

Lunes, 20 Octubre 2014

Entramos en la primera Semana Grande de las varias semanas grandes que disputan cada temporada el Real Madrid y el Barcelona desde que la Liga, salvo sorpresa del Atlético de Madrid, es una competición tan injustamente desigual como desigualmente injusta.

- No se me haga usted pucheritos demagógicos. La naturaleza, desde que el mundo es mundo, es pugna que gana siempre el más fuerte. La desigualdad, que dijo un filósofo, es la sustitución de la cantidad por la calidad.

¿Es eso verdad?

-Los filósofos, como se sabe, yerran menos que los políticos.

-Caramba, no había caído en eso, ahora que caigo.

El sábado, el Bernabéu, con todas las entradas vendidas, ofrecerá a millones de espectadores de sillón, cerveza y tele, el morboso espectáculo cum laude del portero Bravo, imbatido, contra Cristiano Ronaldo, el goleador jamás visto por los siglos.

A Luis Enrique y a Pablo Iglesias les une el mismo amor: el amor por el verbo poder.

-Querer es poder: por eso es poderoso el Barcelona: puede porque quiere.

Así piensa Luis Enrique.

-Creo en Podemos. Podemos es el partido de la honradez. Vamos a acabar con los ladrones.

Así piensa, más o menos maniobrero, Pablo Iglesias.

Luis Enrique, como no es político, conjuga el verbo poder con más credibilidad, respeto y cautela, pues sabe que “acabar” con la fortaleza del Bernabéu es tan difícil como para Pablo Iglesias “acabar” con Rajoy o el PSOE del “lindo y tierno” ( oído en la radio) Iglesias.

Ancelotti, de momento –se ve que ha leído a Platón y a Maquiavelo- ve, escucha, levanta la ceja y rumia:” Vaya yo caliente mientras no se me lesione Cristiano)

Cristiano, nunca, desde que se empadronó en el Real Madrid, ha estado tan feroz como en el comienzo de la actual temporada. Quince goles en sólo ocho partidos

-¿Cómo estás, hijo?

-Ya lo ves, madre: como Moisés separando las aguas.

Si yo jugase a algo –al fútbol, a las apuestas, a la primitiva, a la lotería- apostaría por…No, no ha puesto, no me gusta jugar.

-¿Miedo al Barça?

-Al Barça exactamente, no. Miedo a herir mi reputación si yerro.

-Los periodistas no sois infalible; hay que ver la de veces que, pronosticando, erráis.

Ciertísimo. Por eso, precisamente, opinaré después de la la victoria del Real Madrid sobre el Barcelona. Hay que ser objetivos.

De todos modos, a partir de hoy, esta que empieza va a ser la Primera Semana Grande de las varias semanas grandes (2014-15) entre el Barça y el Real Madrid.

-La vida, si no es espectáculo grande, no es vida.

Sobre todo, si pierde el Barça. No quiero imaginar el patatús anímico de TV3. Muerto Franco, ¿a quién culparía TV3? Se me ocurre.

Porteros

Mircoles, 1 Octubre 2014

La cuestión es el portero. En el Barça, en el Atlético y en el Real Madrid.

-El portero tiene mucho poder. El portero es ese señor que cuando llegas a ver a un poderoso, sea político, financiero o millonario o simplemente secretario de uno de esos poderosos, te mira como si fueses un advenedizo y te dice con talante de dogo: “Espere”.

El portero, en el fútbol, en fin, es el arcángel del equipo, o el dogo, o ese poderoso señor que te hace dudar. El Atlético de Madrid tuvo un portero que se llamaba Pazos. A Di Stefano, tan omnipotente, le ponía nervioso.

-Cuando me aproximo a él, decía, no le miro. Si le miro, fallo, yerro el tiro.

Lo malo es cuando el entrenado duda del portero. . El portero suda poco, pero padece mucho. El portero es un poco el psicólogo sosegador del equipo.

-Con un portero como Casillas, me siento seguro.

Decía, en la Selección, Puyol.

Simeone ha dudado, o sigue dudando, entre Moyá y Oblack. La verdad es que yo de porteros entiendo menos que un político profesional de política. Lo que veo, hoy por hoy, sin embargo, es que Moyá irradia seguridad.

-¿Más que Oblack?

-Hoy por hoy, como digo, sí. A Moyá le noto sosegado, tranquilo, seguro de sí mismo. Obklack, no sé: o no se siente cómodo o tiene algún tipo de angustia psicológica.

La psicología, en el fútbol, es importantísima. Un futbolista es su genética, residencia del talento; su instinto y su clima psicológico.

-El instinto es el talento del portero, casi –tengo oído a quienes saben de eso.

A lo mejor es mejor portero Oblack, no digo que no, pero tal vez mañana, que diría el humorista, o sea “¡Mañana!

El Barça, en París, la ciudad de la luz, fue apagado por el iluminado PSG, a pesar de la baja de Ibra (su Messi) que vio el partido vestido de calle sentado junto a una rubia también muy luminosa e iluminadora

-Que buen jugador y qué buen gusto el de Ibra.

¿Qué le faltó al Barça en el Parque de los Príncipes? Le faltó velocidad, intensidad y el otro portero, Bravo. Creo que a Ter Stegen se le obstruyeron los reflejos y el instinto, que es algo así como si a un coche le fallan la dirección y el freno.

-¿Cree usted que con Bravo no habría perdido el Barça?

-Lo ignoro, quizá. Bravo, hoy, parece menos fallón.

Lo mismo hay que decir del binomio Casillas y Navas. ¿A quién preferir o elegir? Casillas es siempre el talento sobresaliente del instinto, pero siempre, naturalmente, que se le de seguridad, que se confíe en él. Si no, claro, falla. El futbolista es un estado psicológico.

Desaparecidos

Martes, 2 Septiembre 2014

La felicidad de jugar en el Real Madrid es eterna, mientras dure.

-¿Quién dijo eso?

-Uno, qué más da.

La mayoría de jugadores que llegan al Real Madrid, más o menos, exclaman:

-¡Era mi sueño!

Desde Cristiano Ronaldo, a Di María, pasando por los que han de venir.

Ronaldo, por cierto, ha dicho mucho al soltar , en referencia a los sorprendentemente “desaparecidos” Xabi Alonso y Di María, que no siempre puede decir lo que piensa, tras matiza que tiene clara su opinión.

-Eso, más que un golpe indirecto, es un colosal directo al a la frente de Florentino Pérez.

Más o menos.

El sueño de Di María, como se ha visto, era, más bien el dinero del Real Madrid. Ya escribió alguien que al “sueño de jugar en el Real Madrid hay que llamarle, sin hipocresías y con propiedad, dinero”.

-A principio, sí, les atrae el resplandor histórico del Real Madrid. Luego, el esplendor de lo bien que paga.

Otra verdad.- Pues en cuanto meten media docena de goles o son desaforadamente loados en los periódicos, casi todos solicitan con descaro y “desamor a sus sueños” la revisión de sus contratos “a más, para ganar mucho más”.

Lo cierto es que, en la calle – casi siempre escribo sobre lo que oigo- el forofo pensante, que no el otro (el otro lo único que quiere es “ganar, ganar y ganar) no entiende las razones por las cuales el Real Madrid FP se ha desprendido de Xabi Alonso (32 años; Gasol, dos más, 34 y ahí está manufacturando oro en forma de canastas de la selección de baloncesto) y del punzón Di María.

-¿Por qué – me preguntan a veces- Florentino habla casi siempre poco o nada, y lee también sosamente casi siempre lo poco o nada que dice?

-Es que él es así.

Los hechos, al margen de las razones tácitas de Florentino Pérez. A los “fabricadores del fútbol” del Real Madrid (Cristiano, Ancelotti, amén de otros de la plantilla , por lo que sé) les ha sentado como mordisco del Súarez azulgrana en el ánimo las atolondradas “desapariciones” de dos “ejes” sustantivamente insustituibles, hoy por hoy.

Es el mordisco del que se habla en la calle.