Blogs

Archivo de la categoría ‘Arbitraje’

Interpretación

Domingo, 1 Febrero 2015

¿Qué es más difícil, que un árbitro pite un penalti o que un camello pase por el ojo de una aguja?

-Por Dios, que un árbitro pite un penalti.

A veces, más por curiosidad que por imperativo didáctica, leo eso que no lee nadie.

-¿Y qué es eso que no lee nadie?

El Reglamento de fútbol. Llego casi siempre a la misma conclusión: ¿quién lo lee? ¿lo leen los árbitros? ¿lo leemos los periodistas?… No voy a dar nombres. No es elegante señalar. Pero en todos los partidos, absolutamente en todos, hay como poco un penalti. O dos. O tres.

Estuve el otro día con un árbitro de la Liga BBVA.

-¿Por qué no sois más valientes con las faltas en las áreas? ¿Por qué no las sancionáis?- le pregunté.

-Lo que ocurre en las áreas es interpretativo –me contestó.

-¿Y qué es eso?

-Interpretar, como sabes, es lo que hacen los jueces con las leyes. ¿Por qué a unos imputados los enchironan, por qué no a otros? ¿Por qué metieron entre rejas a Bárcena, sólo imputado? ¿Por qué los imputados del clan Pujol siguen libres como pajaritos libres andando y piando por las calles? Interpretación.

-¡Hombre! –exclamo.

-En las áreas –sigue ilustrándome- es cierto que flipan y molan las faltas que hacen unos y otros, atacantes y defensores, pero como no sean transparentes, muy descaradamente transparentes, que se dice ahora se, lo prudente es no ver y no escuchar. Eso que a veces está mal, no sancionar, es sin embargo lo mejor sociológicamente.

Árbitro, pedagogo y sociólogo.

Y como el fútbol, la política. Los dos deportes nacionales. Lo de la política, creo, es peor. La manga ancha de la política es infinitamente ancha. Veo a Pedro Sánchez, tan majo él, pues majo es muy majo (unanimidad sobre su majeza entre las adolescentes y casaderas menores de cuarenta año: como majo carece de rival) en el Telediario proclamando mitineramente que ”España ha crecido pero no gracias a Rajoy, sino a pesar de Rajoy”. Me restriego los ojos de las neuronas y rumio:

-Si España, económicamente, ha crecido a pesar de Rajoy, jefe del Gobierno, ¿quién ha sido el milagroso ectoplasma del crecimiento económico de España? ¿Quién, un ángel, un mensajero divino, un fantasma?

España, en efecto, sigue siendo diferente. En España, los hechos obvios y evidentes se interpretan y todo, por lo tanto, es según el color del señor –árbitro, periodista, político- que los interpreta.

No caben errores

Martes, 11 Febrero 2014

El podio de la Liga a día de hoy: Barça, Oro; Real Madrid, Plata; Atlético, Bronce. Los tres con 57 puntos. Los tres, naturalmente, con casta, talento y hambre de título.

-A partir de hoy, no caben errores –dogmatiza Tata Martino-. La Liga la ganará el que menos errores cometa.

Recta final de la Liga: deciden, pues, los errores. No hay que cometer errores como los del Atlético en Almería, y no deben permitirse errores gordos y decisorios a los árbitros. El Atlético, en Almería, sin embargo (hay que ser objetivos), fue perjudicado por errores varios: los del portero y los del árbitro.

-He notado cosas raras –dice entre misterioso y sibilino Tiago.

Y dice, también entre ambiguo y esotérico, Unai Emery, entrenador del Sevilla:

-El estilo del arbitraje (en referencia a Antonio Texeira, que no vio o “no quiso ver” el gol en fuera de juego de Alexis)nos minó.

El Atlético y el Sevilla no gritan contra los árbitros. Son tímidos, respetuosos. “Raro y estilo”. Qué manera tan mansa, por parte de Tiago y de Emery, de arremeter contra los árbitros.

El Barça y el Real Madrid, en cambio, apoyados en sus poderes, que son muchos, se revuelven, amenazan, vociferan. “Vamos a pedir un cambio en la cúpula de la institución arbitral”, soltó agrio y agresivo el Real Madrid hace unos días . El Barcelona tampoco se acollona. “Respeto el trabajo de los árbitros, pero siempre que ellos nos respeten” (el ex del Barça Sandro Rosell ).

Arbitrar en fútbol es como gobernar España desde la Moncloa.

-Es peor gobernar: gobernar en España es lo peor que le puede suceder a uno..

Queja apócrifa. Debo silenciar su nombre. Podría cabrearse como se cabrean el Real Madrid y el Barça cada vez que se consideran perjudicados por un arbitraje y empitonarme con una imputación. La imputación es el toro Osborne de la política.

-El toro Osborne no existe ya.

-Alguno queda por ahí. Lo ha sustituido la Imputación.

Comparto la opinión de Martino: la Liga, a partir de ahora, será una emocionante carrera que ganará el que menos errores cometa. El que peor lo tiene, de momento, es el Atlético. Pero no porque sea el peor, no, sino porque se traga silentemente los errores de los árbitros que le dañan. Como el Sevilla.