Blogs

Archivo de la categoría ‘Atlético’

Difuntos con botas

Jueves, 26 Febrero 2015

Hay Partidos en los que los jugadores no saben por dónde pasar ni a quien pasar. Lo del Atlético de Madrid en Leverkusen. El Bayer le trituró todo: el orden, la serenidad, la máquina de pensar El peor partido del Atlético de la era Simeone, quien, sin embargo, al final del partido declaró que estaba contento: “Me da la sensación de que tenemos vida”.

El Atlético, ciertamente, estuvo en Leverkusen, pero no existió. Existió, eso sí, para lucimiento del Bayer, para que el Bayer, insólitamente, pareciese el Bayer de Simeone y el Atlético, el Atlético de Schmidt (nombre del entrenador del Bayer).

José Luis Coll, una noche, en una cena del Club de Medios de Luis María Anson y del que uno es vicepresidente, dijo:

-Si el fútbol, de pronto, cobrase forma de mujer, sería puta. Nada tan tornadizo y desleal como el puto fútbol. ¿Cuántas veces pone los cuernos a sus fieles “compañeros” perdiendo partidos que debería ganar?

¿Exageraba Coll? “Consí, consá”, que decían Coll y su compañero Tip .

-Lo que es el fútbol. Hay que ver como embiste el Bayer. Embiste como embestían los miuras cuando eran miuras a lo bestia.

Le repliqué:

-Las olas de siete metros del Cantábrico que tan acojonados tienen estos días a sus ribereños, olas mansas comparadas con estos miuras. Pobre y desintegrado Atlético.

Está claro que el señor Schmidt se había estudiado a fondo al Atlético de su colega Simeone. Pienso que pensó: “Contra el Atlético de Simeone, fútbol Simeone elevado a la enésima potencia”. Acertó. Plenamente. Absolutamente.

-Si no nos machacan, es gracias al ángel rojiblanco de la guarda –rumié en más de una ocasión.

Por eso, con sinceridad, al final del partido Simeone respiró y se dijo y dijo que el Atlético había salvado la vida. Yo no sé qué pasará o que no pasará en el Calderón, en el partido de vuelta. ¿Será capaz el Bayer de repetirse, de calcarse, de ser a la vez y otra vez ola del Cantábrico y miura?

-Fácil, el Atlético, no lo va a tener.

Pudiera ser. Pero el fútbol, como pensaba José Luis Colll, igual que hoy te ama como nunca y para siempre, al día siguiente , tornadizo y puto, te hace la putada de irse con quien tu creías poco menos que virtual cliente de tanatorio.

-O sea, el difunto no está muerto.

-O sea, ojo con los difuntos con botas de fútbol.

Ni pan, ni agua

Mircoles, 3 Diciembre 2014

“Dejar hacer, dejar pasar, el mundo va solo” (frase casi apócrifa, se le ha atribuido a dos o tres franceses).

-¿Y qué significa?

-Cruzarse de brazos, ver y no querer ver, pereza mental, miedo a tomar decisiones.

-¡Cuántas cosas!

-Y más. Como verlas venir y, en plan avestruz, ocultar bajo tierra la cabeza.

-A ver, un ejemplo.

Dos, voy a poner dos: el que no dejan de escenificar políticamente desde hace dos años, o más, Rajoy y Mas; y el protagonizado en el Manzanares por cafres del Atlético de Madrid y el Deportivo de La Coruña (La Coruña, en español; no A Coruña).

El escritor don Pío Baroja, un día, probablemente harto o así de leer a Ortega y Gasset, escribió: “Lo que tiene que hacer ese señor es decirnos de una vez si hay Dios o no hay Dios”. Parafraseando la frase, el otro día, por la radio, un opinante anónimo, dijo: “Lo que tiene que hacer el señor Rajoy de una vez es meter o no meter en la cárcel al señor Mas. ¿Ha infringido “la ley de la Carta Magna” el señor Mas? ¿Sí? Pues a la cárcel con él. ¿Es inocente? Pues entonces la Carta Magna es papel mojado

-¡Qué tío!

El españolito de papeleta y urna cada cuatro años, contra lo que puedan pensar los políticos, discierne, y muy bien, con la elemental sabiduría del sentido común.

Más, ciertamente, es un corruptor de la Carta Magna, y Rajoy, ciertamente también, un gallego que muchos comparan ya, por su galleguismo (gallego: un señor que si te los cruzas en la escalera no sabes si sube o baja) con don Pío Cabanillas, un ministro de Franco bajito de estatura con un cerebro tan grande y lúcido que no le cabía en el casco craneal.

La “batalla” del Manzanares. ¿Qué quieren que les diga?

-El español, cuando se cabrea, es explosivo, temible.

La frase, más o menos parecida, se le ocurrió, al parecer, a Napoleón.

Mucho ruido con este asunto del Manzanares. A propósito de ruido. Hubo un entrenador al que se le reprochó su carácter pasivo, cachazudo, flemático.

-Usted no se enoja jamás por nada –le recriminaron.

Aclaró:

-Yo no estoy en el fútbol para hacer ruido, estoy en el fútbol para hacer historia.

El Atlético ha echado a la gente del Frente Atlético. El Deportivo, todavía no. Florentino, en el Real Madrid, y Laporta, en el Barça, tuvieron agallas y aplicaron la ley de que el fútbol es “un juego limpio para gente apasionadamente civilizada”.

Fuera, pues, de los estadios las bestias pardas de una vez por todas, que diría don Pio Baroja. Y menos galleguismo con los perturbadores de la unidad, la concordia y la paz (la Carta Magna).A éstos, ni pan ni agua.

Líder Simeone

Jueves, 27 Noviembre 2014

Personas, corromper, líderes, repetir

-Maestro –le dijo un periodista a don Jacinto Benavente-: he observado que ha repetido tres veces la misma frase en la obra que ha estrenado usted hoy.

Asintiendo don Jacinto:

-Es cierto. Aún así, muchos no se enteran.

Repito lo que tengo repetido: el fútbol es otra forma de hacer política.

He escuchado hoy a Pedro Sánchez en “su partido”, en el Congreso de los leones, con Rajoy. Pedro es joven, y no es joven quien no es rebelde y brioso (otra cosa es que tenga o no tenga razón).

-Lo que hay –dijo el sucesor de Rubalcaba en el PSOE en un momento de su intervención- son personas que corrompen y personas que las corrompen.

Agrego mi amigo Hernán San Pedro, madridista desde la cuna:

-Y hay partidos que corrompen a las personas que corrompen.

Suavicé su afirmación:

-Y hay personas como Simeone, que saben hacer personas – futbolistas, vaya- inermes al desaliento.

El fútbol es un complejo de muchas cosas. De ahí, quizá, su enorme y asombroso éxito. Es el deporte más seguido - mejor dicho, teleseguido- en el planeta azul. Azul y gol: esto es también, con o sin dinero, el planeta azul.

Acabado el partido de la goleada del Atlético al Olympiaco de Michel, Simeone dijo:

-No es fácil jugar en el Atlético.

No lo es, ciertamente. Me lo ha susurrado uno de los tres amigos que tengo en las alineaciones, en plural, del “virtuoso” argentino:

-Ustedes –me cuenta que les dijo una vez Simeone- tienen que creen en mí, como yo creo en ustedes. El colectivo del fútbol es un juego de confianza. Si yo me equivoco, díganmelo. No se callen. Yo no soy más que ustedes, yo soy uno más de ustedes. Amigos todos, pues. Siempre. No lo olviden

Lo que jamás perdona Simeone, en ningún partido, sea de competición o no, es la desidia y la laxitud.

-La ilusión la genera la esperanza. Estamos hechos- recalca- de esperanza e ilusión.

La autoridad moral de Simeone, a juzgar por lo que me cuentan y me llega, es realmente inmensa. Sabe mucho, al parecer, y sabe transmitir, también al parecer, que sus jugadores saben más que él: así de increíble es este “mago” del Atlético

No perderá nunca vigencia la discutida duda de ¿quién hace a quién? ¿Es el jugador el que hace al entrenador? ¿Es el entrenador el que hace al jugador?

-En el Atlético, el Atlético es el entrenador.

Me lo creo. ¿Por qué no?

El hechicero

Lunes, 19 Mayo 2014

Glorioso Atlético gracias a Simeone y glorioso Simeone gracias al Atlético. Los dos, Atlético y Simeone, en el mundo del fútbol, son hoy tan admirados como jaleados. Que el poco dinero deje K.O. al mucho dinero produce en las masas, casi siempre, cierto gusto morboso.

-El Atlético, con un presupuesto de 125 millones de euros, ha “escabechado” al Real Madrid (580 millones) y al Barcelona (525 millones).

La gente, como ven, se fija en todo. La pregunta que ahora se hace la gente es quién debe más a quién. Sin Simeone, ¿habría conseguido el Atlético la Liga? Simeone, esto sí se sabe, no es nada petulante. Absolutamente nada. “La `popularidad de la gloria es calderilla –que piensa-, de igual modo que la gloria es la calderilla de la popularidad”. Su lema es el pugnaz trabajo. La palabra trabajo “es innegociable”.

-Yo se lo debo todo al trabajo; sólo soy un trabajador de mucha voluntad y con mucha fe en el trabajo.

En el vestuario, una vez, les dijo a los jugadores que si él creía en ellos, “y creía mucho”, ellos debían creer en ellos y en él. Así de simple.

-Su secreto, o uno de ellos, es al parecer su magnetismo. Consiste su magnetismo en decir las cosas con el magnetismo de la sencillez.

Ya Napoleón sostenía, casi, lo mismo que Simeone:” No me inquieta el “valor” del adversario. Es insignificante al lado de vuestro “valor”.

Simeone no es Mourinho (“soy el mejor del mundo”). No es Guardiola (“soy fiel a mi idea del fútbol, y no voy a cambiar”). Tampoco es Pellegrini, el primer hispanoamericano que gana la “Liga” inglesa (“sólo creo en la belleza del fútbol ofensivo”). Simeone, sin embargo, ahora mismo, en Europa como en América (la hispana, la latina y la de Obama), es el número uno del mundo.

-Algo especial hay en Simeone que se ignora y no se sabe todavía.

No digo que no. Pero si no lo cuenta él, que lo cuenten sus jugadores. Uno de ellos, apócrifo, medio en broma o no, me susurraba hace unas semanas: “Es un hechicero. Es que, oye, no es que convenza, es que hechiza”.

Qué diferencia entre este “hechicero” y “el próximo debutante” en el Barça Luis Enrique.

-¿Por qué Luis Enrique?

-Es petulante, como Mourinho. Le oí ayer en TVE que euforizaba la mar de exultante : “Me encuentro capacitado para entrenar al mejor equipo del mundo”.

La petulancia, que expresó alguién , es directamente proporcional a la ignorancia. No ha llegado todavía al Barça y ya presume, como Mourinho, de capacidad y talento.

-¿Seguirá Simeone en el Atlético?

-El Atlético quiere, claro es, y él, también –me contestan- . Claro que…

Eso: que adivinar el mañana no siempre es fácil.Y esto otro: que el Atlético no es un “maná” de dinero.

Para acabar: ¿por qué no se distribuye mejor el dinero de la televisión entre los equipos españoles? ¿Por qué no se reparte más equitativamente, más democráticamente, como en Inglaterra y Alemania? Si todos somos iguales ante la ley, ¿por qué no ser también iguales ante la televisión?

¿Qué es el cholismo?

Sbado, 10 Mayo 2014

¿Existe el cholismo? Existe. Leo que Giovanni , el hijo mayor de Simeone, dice: “Mi padre está cambiando el fútbol”. Ha cambiado, de momento, al Atlético de Madrid. El Atlético, desde que lo gobierna Simeone, es un equipo vivaz, alegre, bravo, cargado de fe. “Con él, soy otro” (Raúl). “Entiende mucho de fútbol y de caracteres” (quiero recordar que esto es de Koke”.

-Los milagros no existen, pero este Atlético es el milagro de Simeone.

Acierta el irónico y agudo Enrique Cerezo diciendo eso. El ser humano, en sí, es un ser divino, diabólico, genial o cabreador. Depende.

El hijo de Simeone tiene razón. Su padre está cambiando el fútbol. Pero ¿cómo, en qué? Diría yo que el secreto radica en la palabra intensidad.

- ¿Intensidad? ¿Acaso cojones?

Algo así.

“La tierra para quien la trabaja”. Ése eslogan, hace la tira de años, caló. Se hizo mucha demagogia política con él. Luego, cayendo en demagogia, diré que “el fútbol para quien lo trabaja”. El fútbol es una diversión, no un estado de ánimo (frase lírica y cursi: claro es que lo lírico y lo cursi también cala a veces). La palabra intensidad significa, sencillamente, trabajar con fe e ilusión y no ceder a la “tentación” de la duda, la pereza o el decaimiento de ánimo.

-Yo les digo: si queréis, podéis. Todo depende de vosotros, del mismo modo que yo dependo de vosotros.

Así ve y hace fútbol Simeone. El Atlético es eso: una propulsora formidablemente humana de trabajo y moral.

-Y talento.

-Por supuesto. El talento es eso que, según Shaw, dura más que la belleza sobre la base del trabajo.

Trabajo, talento y falta, creo, otro factor: el psicológico. Hay quien, aun siendo muy listo, muy inteligente y muy talentoso, no transmite, no cala, no fumiga moral y optimismo.

-¿Fumiga alegría y fuerza Simeone? –le he preguntado a un jugador del Atlético, básico en la alineación titular.

-Y simpatía, imposible defraudarle –me contestó con espontánea rotundidad.

Existe, sí, el cholismo. ¿Qué es? Querer y poder, poder y querer. El Real Madrid, el otro día, en Valladolid, era un equipo desenciado de querer y poder.

Si el Atlético gana la Liga, se hará un favor a sí mismo, esto por descontado, y a la vez al fútbol en general. Si existiese la Gran Cruz al Mérito al Fútbol, pienso que habría que dársela ya al gran Atlético de “Cholo” Simeone.

Liga divertida

Lunes, 5 Mayo 2014

El fútbol es un estado de ánimos, el fútbol es un estado de opinión y el fútbol, que digo yo es un estado de emoción.

-La Liga va a ser más divertida.

Lo dijo también ayer, sonriendo, Simeone, tras el pinchazo contra el Levante. Simeone sigue dando lecciones de optimismo y de cómo hay que coger al toro de la adversidad por los curenos, no en balde es y no deja de ser, por lo menos en Europa, el entrenador de moda.

-Claro que sigo su trayectoria y sus modos de trabajar – reconoce hasta Guardiola.

El domingo, los periódicos de Barcelona, eran una misa de funeral por el Barcelona. “Adiós a la Liga”. “Revolución”· “Fracaso sin paliativos”. “Adiós Martino”.

Pero el fútbol, como digo, es un estado de emoción. A más suspense, más emoción.

-Me gusta el cine de suspense tipo Hitchcock y el fútbol tipo Hitchcock con mucho suspense.

A mí también, compañero. Tras el funeral por el Barça, llega el domingo y el Atlético, oh, pierde con el Levante, y horas después, oooh, el Valencia, con la moral mellada por la “faena” que le hizo el Sevilla en el último minuto, va y le empata al Realísimo Madrid, o al “Real Madrid Real” (título de un periódico extranjero tras su soberano guantazo de K.O. al Bayern en Munich), en el mismísimo Bernabéu ´.

-Emoción Hitchcock.

Lo cual que el Atlético depende de sí mismo y de los otro, y los otros, esto es, el Real Madrid y el Barça dependen de ellos y del Atlético.

-Más emoción fútbol- Hitchcock, imposible. Vista así, la Liga es la mejor liga de Europa.

Otra conclusión del formidable Simeone:

-La suerte, hoy, no ha estado con nosotros. Con nosotros hoy ha estado la mala suerte.

Hay que recordar, llegado a este punto, que lo más instructivo de la mala suerte es que siempre se aprende algo de ella, que dijo no sé quién.

Butragueño, a pesar de ser un madridista asalariado, cuando habla, habla con sentido común.

-Tiene el sentido común de la objetividad – se quejaba en cierta ocasión otro madridista asalariado del club FP- y eso me disgusta.

A mí, en cambio, me gusta. No me gustan, ni en fútbol ni mucho menos en política, los forofos intoxicados de dogmatismo. Son poco o nada creíbles.

Butragueño casi celebró que, avanzado el segundo tiempo, se viera “fútbol de ida y vuelta”. Le faltó añadir:¡qué emocionante!

A esperar, pues, en atmosfera o estado de emoción, la resolución de la Liga. La puede ganar el Atlético, el Real Madrid y el Barcelona. Donde hay emoción, hay vida, hay suspense.

El ‘desvirgado’ Simeone

Viernes, 11 Abril 2014

Cuatro entrenadores de tronío y un destino: superar el obstáculo de las semifinales y llegar a la meta de Lisboa y aquí, cómo no, ontentar ganar. “Ganar, ganar, ganar”, lo de Luis Aragonés .O lo de Simeone, “partido a partido”.

Ancelotti (54 años), Mourinho (51), Guardiola (43) y Simeone (también 43).

El “abuelete” de los cuatro, Ancelotti. Se le ha reprochado a Ancelotti que hace unos días, en declaraciones a un medio extranjero, dijera que su sueño era la Champions. Daba poco menos que de inalcanzable objetivo de la Liga.

-Florentino, al leerlo, mutó el blanco de su cara por un rojo encendido. “¿Cómo dice eso?” –me cuentan.

Ancelotti está ya de vuelta de muchas batallas. Ha vivido y visto mucho.

- El fútbol, mayormente en los equipos floridos de estrellas, copas y honores, desgasta y consume – opina un entrenador español casi setentón, inteligente, todavía en activo.

Ancelotti, en el Real Madrid, tiene aún a su vera, verita, los sueñe o no, la posibilidad de tres títulos: Copa del Rey, Liga y Champions. El Barça, si hay que hacer caso a lo que ha empezado a escribirse desde su “batacazo” en el Calderón, ha iniciado, poco menos, el prologo de su declive.

-¿Cree usted que eso es cierto?

-En fútbol –lo aprendí hace años-, los “muertos” son muy dados a resucitar.

El Real Madrid de Ancelotti, no lo olvidemos, es mucho Real Madrid a pesar de Ancelotti. ¿Favorito el Real Madrid para cruzar sin caerse el puente de la semifinal de la Champions y jugar la final? Las apuestas, esas sibilas del azar, piensan, o creen, o dicen, que el gran favorito para ganar la Champions 2014 es el Bayern.

-¿Y en qué lógica y aritmética se apoyan ustedes – he preguntado en dos casad de apuestas- para desmerecer a los otros semifinalistas?

-En que el entrenador del equipo alemán es Guardiola. Guardiola , según su horóscopo, ha nacido para sumar triunfos. En cuanto al Bayern, es obvio que es el mejor.

Así de ilógicamente rotundas las susodichas sibilas. Guardiola suma dos títulos de Champions, como Ancelotti y como Mourinho (si no me falla la memoria). El único virgen en títulos de Champions es Simeone,y el Atlético de Siomeone, como estamos viendo, no se acollona ni antes sibilas ni ante los dioses del Olimpo. “Yo, partido a partido, padrenuestro a padrenuestro, no pierdo la fe. Soy un hombre de fe y de partido a partido y de padrenuestro a padre nuestro”. Así es el “desvirgado” Simeone

¡Luchar, luchar, luchar!

Martes, 1 Abril 2014

El Atlético de Madrid y “su” realidad. El Atlético es la realidad de su liderazgo en la Liga y la realidad de que no ha perdido ningún partido en la Champions. Además ha ganado en San Mamés, honor que no consiguieron ni el Barcelona ni el Real Madrid.

Me observa un amigo:

-Ya nadie habla del Atlético como “el pupa”. ¿Habías caído en ello?

Sutil observación: la verdad, no. El Atlético, ciertamente, no ha pinchado, lo cual es como otro milagro.” Físicamente, pinchará”, “Es imposible que vaciándose como se vacía en todos los partidos, aguante mucho tiempo”.

Ahí sigue, en efecto : lozano erecto, desafiador. Sorprendiendo en España y en Europa. ¿Es el Atlético lo que es gracias a Simeone, o es Simeone lo que es gracias a los jugadores?

Me cuentan que a Guardiola le gustaría conocer la naturaleza del elixir de Simeone. Y a uno. Hablo a veces con dos jugadores del Atlético (apócrifos: hay que ser discreto con los informantes amigos).

-Es un conversador y seductor plural –me dice uno.

-¿Plural?

-Sí. Se lleva bien con todos y todos, nos alinie o nos siente en el banquillo, nos llevamos bien con él. ¿Sabes qué tiene? Que cuando tú te crees que lo sabes todo, va él y te demuestra que eres lego o que él sabe mucho más que tú. Ve lo que no vemos los demás. Ve muy largo -y sonriendo- .Si el presidente del Real Madrid es “un ser especial, Simeone también. O más especial todavía, que dicen que el presidente del Real Madrid cuando se enfada, se enfada mucho. Simeone, no. Simeone te mira a los ojos, como dicen que miraba Luis Aragonés, y se explica, sencillamente te explica lo que no le gusta. Sin más. Es muy especial, de verdad.

El otro jugador me pondera su carácter:

-Es exigente. Mucho. Si el grito de guerra de Luis Aragonés era “¡Ganar, ganar y ganar”, el de Simeone es “¡Luchar, luchar, luchar!”.

En mi sentir, a día de hoy, el Atlético es el espejo del alma de Simeone.

-Con otro entrenador y la misma plantilla, el Atlético –sentencian los dos- probablemente no sería lo que es ni estaría en la Liga y en la Champions donde está.

Dure, cuanto más mejor desde el punto de vista competitivo, este Atlético que incluso despierta la curiosidad de Guardiola. No sólo de Guardiola.

El papa y tres equipos españoles

Jueves, 13 Marzo 2014

El Papa Franciso, y tres equipos españoles en los cuartos de final de la Champions.

-Europa europeiza a España y España hispaniza a Europa con el Atlético, el Real Madrid y el Barça.

Así es.

Cumpleaños feliz de Francisco en el Vaticano. Ya un año. Y la de cosas que ha hecho y seguirá haciendo. El Papa de la cercanía, de la sencillez y de los pobres.

-Sí, sigo viendo fútbol por la televisión –contesta cuando se le pregunta.

Repite a los feligreses:

-Recen por mí, pero a favor, no en contra.

Me recuerda esta frase otra parecida de don Santiago Bernabéu:

-Los árbitros yerran también. Son humanos. Yo lo único que les pido es que en la duda yerren a favor del Real Madrid, no en contra.

El Papa está contento. Se le quiere porque sabe hacerse querer. “Dios nos ve”.

-Existirá o no existirá Dios,nadie lo sabe, pero ¿por qué preferir no creer en él en la duda? –me tiene repetido mi querido amigo, compañero y cura Aradillas.

El Atlético tiene un entrenador como el Papa Francisco: cariñoso, humilde y con fe. Fe en él y fe en sus jugadores. En la victoria, no saca pecho. Al contrario, lo comprime.

-En los cuartos de final de la Champions – dijo Simeone acabado el partido con el Milán- habrá siete equipos extraordinarios y el sueño del Atlético de Madrid.

El sueño del Atlético; y es que, ciertamente, es un sueño –suyo, de sus jugadores y de Enrique Cerezo- haber conseguido “plaza” en los cuartos de final. Gracias a su partido del otro día contra el Milán, el Atlético ha sido “bendecido” en todos los medios informativos de Europa. Sin una sola excepción. Leo:” Como en aquella legendaria película, el Atlético sabe morir y revivir con las botas puestas”. O esto otro: “Abruma, no se encoge. Pelea como una pantera”.

Eurofutboliza el Atlético. Y con él, eurofutbolizan también el Real Madrid y el Barça. El “más coco” de los tres hoy, no sé mañana, dicho sea al paso, es el Real Madrid. Si el Atlético abruma, el Real Madrid acogota por su “poder goleador”. Inevitable el secular tópico folklórico: “El Real Madrid torea y mata”. O sea, olé.

Cumpleaños feliz de Francisco como Papa y felices los tres equipos españoles por su “cercanía” a la final de la Champions. Que uno de ellos, Dios, llegue a la final…y la gane.

Tres son tres

Lunes, 3 Marzo 2014

Tres, son tres todavía, los que aspiran al título de Liga. El Real Madrid, el Barça y el Atlético de Madrid. Tres estilos. Si el hombre es su talento y su estilo, el Real Madrid es el estilo de la potencia individual de sus jugadores, mayormente.

-Con su juego –dijo ayer Butragueño finalizado el partido-, el Atlético ha reducido las virtudes de su rival.

Esto es: del Real Madrid. Butragueño es sutil, fino y nada zafio. Butragueño es de los que dice las cosas sin perder las maneras, con estilo Me gusta la gente como Butragueño.

-El fútbol, oiga, es pasión y embridar la pasión, sobre no ser fácil, tampoco, tal vez, sea bueno para la salud del fútbol.

Lo sé. Por eso lisonjeo el estilo de Butragueño.

El Barça, todavía, es el estilo heredado de sus mayores. Fútbol vals, elegante, de posesión, sólo que no hay herencia que diez años dure. Sus jugadores lo saben.

-Nos falta chispa –declara Busquets.

-Gana, gana el Barça, pero sufriendo – se queja Rexach.

Reconoce Gerardo “Tata”:

-Hay que mejorar la intensidad.

El Barça, pues, a día de hoy, no se siente cómodo con su fútbol. Lívido a veces, a veces laxo.

El estilo del Atlético es, sin ninguna discusión, el cholismo. Gasolina marca Cholo.

-Derrochar todo el depósito del combustible físico en el campo, hasta la extenuación.

Esencialmente, ese es el estilo, también el poder, del Atlético. Más el peleón Diego Costa. Costa es el Ferrari (cito esta marca en honor a Fernando Alonso) del equipo: arriba, abajo, meto la primera, arranco, meto la quinta… Costa, como Nadal, es de los que “muere –pierde, vaya- de pie”, dándolo todo. La generosa y pródiga entrega de las voluntades fuertes.

Quedan por jugar doce partidos hasta la extinción de la Liga. He repasado lo que le queda de calendario a cada uno. Y especulando, he llegado a esta entre subjetiva y objetiva conclusión: si el azar (esa circunstancia incontrolable) no decide otra cosa, el campeón debe de ser el Real Madrid.

-¡Váyase a la porra, señor, con su conclusión!

-Disculpo su abrupta pasión.