Blogs

Archivo de la categoría ‘Atletismo’

Zocato y zurdo

Martes, 3 Enero 2012

José Antonio Reyes es zocato y zurdo. Sí, las dos cosas. Zocato, por lo fino y preciso que le pega al balón. Zurdo, por el carácter, vaya, entre rarito y tiquismiquis. Su retorno al Sevilla, donde fue profeta y ojalá vuelva a serlo (a sus 28 años, los que tiene, frisa la edad de la fertilidad e imaginación máximas). Parece que el Atlético hace lo más adecuado al sentido común devolviéndolo al Sevilla, su cuna, su nido. En el Atlético, a causa de su zurdo carácter, estaba incómodo. “A veces no me entienden”, susurra.

Quizá por eso es culo de mal asiento, que dice el sabio refrán. Sevilla, su cabo Cañaveral, Arsenal, Real Madrid, Atlético de Madrid, Benfica y vuelta al Atlético de Madrid. Muchos equipos. Freud, lo intuyo, habría leido muchas cosas en la sonrisa de Reyes, una sonrisa entre sarcástica, pesimista, desdeñosa.
BOTA.En este 2012 se va a hablar y escribir mucho de Neymar. Pelé fue la “perla negra”; Neymar es, sin más, la perla con botas más codiciada en todo el mundo. Sinatra era “La Voz”; Neymar, “La Bota de Oro”. Acaba de ganar, en versión sudamericanas, el Balón de Oro de las Américas. El Barça lo cree ya casi suyo. Bueno. Algo más sabe uno: Neymar cruzará el Atlántico, antes de 2014 ,a lo mejor bastante antes, para hacer sus Europas. En Plural, sí. Su puja, según muchos indicios, hará historia. El Barça, si lo quiere,tendrá que pujar y pujar y pujar, porque Neymar, ahora mismo, en este momento, no es todavía de nadie, se diga lo que se diga y lo diga quien lo diga.


SENTIDO
. Está de moda este vocablo. Rajoy, en su discurso de investidura, habló del sentido del deber, del sentido común y del sentido deportivo de su gobierno. Thiago pondera el sentido del trabajo, el sentido de la humildad y el sentido de la constancia de su Barcelona. “Aspiramos otra vez a todo”, rotundiza. La divisa de Simeone es parecida: sentido del trabajo y mucho corazón: quiere sentir el corazón de los jugadores en todos los partidos. Florentino Pérez es más azoriniano, más lacónico: “títulos”, ese es el bullente latido que quiere sentir en su corazón.
LÖW. Como se sabe, Dios escribe recto con renglones torcidos y Cruyff, a veces, habla oscuro con intenciones retorcidas. El otro, tras leer que la pasión de Mourinho es retornar a Inglaterra, soltó, sin que viniese a cuento, que Löw, entrenador y seleccionador alemán, le vendría que ni pintiparado al Real Madrid. Adivina, adivinanza, ¿qué ha querido decir con eso Cruyff que no es hombre de puntadas sin hilo? Algo debe de saber e intuir que no que no sabemos ni intuimos nosotros.

Cobardía

Mircoles, 15 Diciembre 2010

Detesto la cobardía, la he detestado siempre. La cobardía es hija del miedo. José María Odriozola, ¿cobarde? Expongo. “No dimito. Sería una cobardía”, dijo ayer en rueda de prensa. Odriozola, sin embargo, al día siguiente de la eclosión del huevo “Operación Galgo”, a la velocidad del galgo, renegó de Marta Domínguez.

Escrita con el hielo del miedo que congela el corazón, le comunicó por carta, “sin piedad en el tratamiento ni en el texto”, su “cese cautelar” como vicepresidenta de la Federación Española de Atletismo. Marta, “presunta de nada todavía”, ni de culpa ni de inocencia, sólo de dudas, era “su niña”, remedando a Rajoy. Su “niña”, su ídolo, la mejor atleta española de todos los tiempos. ¿Cuántas veces se ha retratado Odriozola pegadito cariñosamente a ella, feliz como un ángel bueno, cada vez que ella, que no él, ganaba una medalla?
-La carta le ha hecho casi  más daño que la acusatoria  banderilla de fuego de la Operación Galgo -me telefonea para decírmelo persona muy allegada a Marta-. “Que me haga eso “mi” presidente, sin más, sin llamarme, sin esperar a que hablen  los hechos…”, solloza desconsolada como bebé abandonado.
Odriozola, en efecto, ha carecido de la  templanza del gran señor, de la que decía Quevedo, nada menos, que quien carece de ella corre muchos peligros. ¿Tal  vez el de cobardía. “No soy cobarde, no voy a dimitir”. Contradictorio Odriozola. No es cobarde para dejar el cargo ( 21 años en él, 70.000 euros al año), eso es lo que le espanta, a la vez que muerto de miedo -es la indecorosa verdad- reniega de Marta como  Pedro renegó de Jesús. ¿Por qué ha huido de ella? ¿Por qué no la telefoneó en seguida,que es lo que “paternalmente” procedía? ¿Por qué actuó como acojonado galgo perseguido por hambriento  león  apenas tener conocimiento de la Operación de la Guardia Civil?
El tiempo, la ley, los hechos, darán y quitarán razones, por supuesto. Pero Odriozola, al margen de lo que sentencie la ley, no es hombre de ley, humanamente.
Decía Groucho Marx que él nunca pertenecería a un club que admitiese a gente como él ¿Merece la pena pertenecer a una Federación con un presidente como Odriozola?

¡Qué pena!

Domingo, 12 Diciembre 2010

José María Odriozola es el presidente de la Federación Española de Atletismo. Lleva en el cargo 21 años, en el cargo gana al año, más o menos, 70.000 euros. Odriozola ha sido un buen presidente, y hoy, a las 12, hablará en rueda de prensa de la Operación Galgo.

-¿Por qué dice usted, en pasado, que ha sido? No ha dimitido, ni nadie sabe si va a dimitir. Es cierto, pero Odriozola, como “faro” del atletismo español, hace tiempo que dejó de destellar. El hombre,por muy inteligente que sea, se aja en los cargos que exigen talento para la organización e imaginación para la creatividad. El cargo no se casa con nadie. Jamás. Lo que ocurre es que los “encargados”, dicho sea bíblicamente, rara vez ven la viga de la catarata del desgaste en el ojo propio.

Dice hoy en un periódico -”El País”-  Manolo Martinez, el mejor lanzador de peso de la historia del atletismo español (oro en “indoor” y bronce en un mundial) que lo que está pasando “todos lo sabíamos” y que “por qué nadie no dijo nunca  nada si todo estaba  tan claro”.

Lo de Marta Dominguez, lo confieso, me ha conmovido, y no lo digo por decirlo. Marta, al margen de la presunción de inocencia o de culpabilidad, es un icono. Lo es todavía. No me la imagino convertida en “narcotraficante”. No, todavía no. Pero las presunciones, hoy, no pintan a su favor.

El atletismo es el más individualista de los deportes. El atleta es él “contra él” y contra sus adversarios. El atleta es un titán superhumano: “No soy divino, pero hoy me he sentido divino” (refiere  Heródoto de un atleta griego).

El “fair play” es al deporte lo que el Padrenuestro es para los cristianos. El “fair play” es, sencillamente, el padrenuestro del deporte. Sin más, sin menos. Hay una reacción briosa y ética entre los atletas españoles hartos de que “sabiéndose lo que se sabía, la respuesta fuera dejar hacer, dejar pasar”. Se oponen “olimpicamente” a eso.

Odriozola, pienso, debe dimitir. Ama el atletismo, ha sido -otra vez en pasado- un presidente eficaz, lúcido, estupendo. Pero 21 años en un cargo de tan plural exigencia, debilita, agota. Ahí está  el testimonio acusatorio: la Operación Galgo.

-Pero -me dicen- él no es culpable de nada; él cree que si se fuese ahora, se iría con sentimiento de culpabilidad.

A veces no se hace lo que  debería hacerse. Es verdad. ¡Qué pena!.